Murió Ben Bradlee, editor del Washington Post durante el Watergate

Los reportes del escándalo Watergate que el diario publicó bajo su dirección hicieron dimitir al presidente Nixon
Sigue a La Opinión en Facebook
Murió Ben Bradlee, editor del Washington Post durante el Watergate
El presidente Obama le concede a Ben Bradlee la Medalla Presidencial a la Libertad en la Casa Blanca, el 20 de noviembre de 2013.
Foto: Getty Images

Ben Bradlee, figura clave del periodismo en Estados Unidos, falleció este martes a los 93 años, según informó el The Washington Post, diario del que fue director de 1968 a 1991 y al que transformó en uno de los periódicos de referencia a nivel mundial.

Durante la presidencia de Richard Nixon, las historias del Post escritas por los reporteros Bob Woodward y Carl Bernstein –dirigidos por Bradlee- documentaron en el escándalo Watergate y finalmente costaron a Nixon la presidencia. Fue la única dimisión de un presidente en la historia de Estados Unidos.

Otro momento clave en la carrera de Bradlee fue la decisión que tomó junto a Katharine Graham -la editora del Post- de publicar noticias sobre la guerra del Vietnam basadas en los Papeles del Pentágono y que la Administración de Nixon quería mantener en secreto. El Gobierno llevó el caso a las cortes, pero la Corte Suprema apoyó la decisión del The Washington Post y The New York Times de publicarlas.

Durante su dirección el Post ganó 17 premios Pulitzer cuando anteriormente sólo había ganado 4 -y sólo uno por su reporterismo-.

Bradlee había nacido en Boston, Massachusetts, en 1921 y estudió en Harvard. Veterano de la II Guerra Mundial, trabajó para el Gobierno después de la contienda como comunicador en el equipo de propaganda.

En 1953 comenzó a escribir para la revista Newsweek, en la que llegó a dirigir la oficina de Washington DC. Pasó a formar parte del The Washington Post cuando la empresa dueña del diario compró Newsweek. En 1965 fue nombrado redactor jefe del diario y tres años después asumió la dirección editorial.

Bradlee se convirtió en una celebridad gracias a la película All the President’s Men (Todos los hombres del presidente), basada en el libro de Woodward y Bernstein sobre el Watergate.