Qué países de América Latina están contribuyendo con la lucha global contra el ébola

Cuba es el país que más doctores ha enviado a África para combatir el brote. Colombia fue el primero en aportar recursos al fondo especial de la ONU. ¿Y el resto de la región? BBC Mundo te lo cuenta.
Sigue a La Opinión en Facebook
Qué países de América Latina están contribuyendo con la lucha global contra el ébola
La enfermera Dalila Martínez, quien entrena al equipo médico cubano que viajará a Sierra Leona a combatir el ébola, durante una práctica en La Habana.

Cuba es el país que más doctores ha enviado a África para combatir el ébola. Colombia fue el primero en aportar fondos al fondo flexible creado por Naciones Unidas para combatir la epidemia.

Y el hecho de que dos países latinoamericanos estuvieran entre los primeros en responder a la que los expertos ya han calificado como la emergencia médica más seria de los tiempos modernos ha sido motivo de orgullo para la región.

Pero también ha sido empleado de ejemplo de la deficiente respuesta de la comunidad internacional a la epidemia.

Vea aquí toda nuestra cobertura sobre la epidemia del ébola

“Países mucho más grandes que Cuba no han contribuido tanto como Cuba”, se quejó, por ejemplo, la semana pasada, un portavoz del Departamento de Estado estadounidense.

Y en su llamado a juntar esfuerzos contra la enfermedad la contribución cubana también fue destacada por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, mientras que el solitario desembolso de US$100.000 por parte de Colombia fue usado por la ONU para presionar por una más rápida respuesta.

Pero, ¿qué más está haciendo América Latina en la lucha mundial contra el ébola?

La respuesta es: un poco de todo, aunque por el momento la mayoría parece concentrada en tomar las medidas que impidan la llegada de la enfermedad a América Latina.

Y ninguno puede comparar su contribución con la de Cuba, que ya envió 165 trabajadores de la salud –63 doctores y 102 enfermeros– a África Occidental, y tiene planeado enviar 300 más en las próximas semanas y meses.

“La contribución de Cuba a la lucha contra el ébola está bien documentada. Pero la nación caribeña de sólo 11 millones de habitantes no lo está haciendo a cambio de felicitaciones de Washington”, explicó el corresponsal de BBC Mundo en La Habana, Will Grant.

“El país comunista tiene una larga y distinguida tradición de asistencia humanitaria para África, especialmente en casos de emergencia,” recordó Grant.

“Y desde hace algunos años cuenta con un equipo médico de respuesta rápida que puede enviar a atender crisis por todo el mundo”, destacó nuestro corresponsal, quien recordó que dicho equipo atendió la epidemia de cólera que se desató en Haití luego del terremoto de 2010.

Lea también: ¿Por qué tardó tanto la ONU en responder al ébola?

Brasil, por su parte, hasta el momento no ha enviado profesionales de la salud al continente africano, pero si equipamiento médico a Guinea, Sierra Leona y Liberia, los países más afectados por la epidemia.

Para empezar, la nación sudamericana ya envió 14 kits de medicamentos e insumos médicos, cada uno con la capacidad de atender a 500 personas por tres meses. Y tiene previsto enviar otros diez próximamente.

Además, la semana pasada el gobierno brasileño también anunció el envío de ayuda humanitaria en alimentos por 13,5 millones de reales (unos US$5,5 millones), básicamente arroz y frijoles que serían canalizados a través del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU.

El corresponsal de BBC Mundo en Brasil, Gerardo Lissardy, recordó además que Brasil también le hizo una donación de un millón de reales (aproximadamente US$408.000) a la organización Mundial de la Salud (OMS).

“El monto de esta donación generó polémica: fue criticado a comienzos de mes por ONGs que notaron que era significativamente menor a lo aportado por otros BRICs (China US$36 millones, India US$12 millones, Sudáfrica US$3 millones)”, explicó sin embargo Lissardy.

Y, según nuestro corresponsal, medios brasileños también informaron a inicios de octubre que la presidenta Dilma Rousseff quería contribuir además con materiales como ambulancias, helicópteros y generadores, lo cual de paso ayudaría a la industria local.

“Pero hasta ahora no he visto que eso se haya concretado y ya en ese momento surgieron voces advirtiendo sobre los problemas y costos de hacer llegar ese tipo de ayuda a Sierra Leona y Libera en las circunstancias actuales”, dijo.

Lea también: Cómo logró Nigeria derrotar al ébola

Por lo demás, ayuda humanitaria de tipo médico también fue enviada por Argentina a Sierra Leona a comienzos de octubre.

Según el corresponsal de BBC Mundo en el Cono Sur, Ignacio de los Reyes, la ayuda fue canalizada a través de Cascos Blancos, un organismo dependiente de la Cancillería que diseña y ejecuta la asistencia humanitaria internacional.

“La carga, que ya arribó a destino, incluyó sueros, sales de rehidratación oral, kits de bioseguridad (barbijos, protectores oculares, batas no-estériles, botas), guantes de látex, jabón y cepillos de mano y medicamentos”, indicaron desde Cascos Blancos a través de un comunicado de prensa.

Y Reyes también informó que Chile ya se comprometió a entregar ayuda financiera para combatir el ébola en el marco de Naciones Unidas, aunque el monto no ha sido revelado por el momento.

“Ya hemos pensado en montos concretos pero quisiera no difundirlos, porque algunos van a pensar que es mucho y otros van a pensar que es poco”, explicó el ministro de Relaciones Exteriores chileno, Heraldo Muñoz.

“Pero Chile va a hacer una contribución financiera significativa para nosotros, aunque quizás no para otros países que son potencias”, añadió el funcionario chileno.

Lea también: Las verdades y los mitos del ébola

Metálico también fue la forma que encontró Venezuela para apoyar la lucha mundial contra el ébola.

Según el corresponsal de BBC Mundo en Caracas, Daniel Pardo, las autoridades del país aseguraron haber entregado la semana pasada US$5 millones al Fondo Internacional contra el Ébola creado por la ONU.

Y el presidente venezolano, Nicolás Maduro, también jugó un papel destacado en la recién concluida “cumbre extraordinaria” sobre el ébola convocada por la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), en la que entre otras cosas se acordó “continuar colaborando con los países de África afectados por la epidemia”.

La cumbre, celebrada este lunes en La Habana, fue también el primer gran esfuerzo de coordinación regional frente a la amenaza del ébola y será seguida por otras reuniones para coordinar medidas de prevención e intercambiar experiencias, además de esfuerzos a nivel de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, CELAC.

Colombia, por su parte, está contribuyendo con la mencionada donación de US$100.000 para el fondo de la ONU.

El gobierno de Ecuador informó haber iniciado contactos con sus similares de Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona “a fin de coordinar una posible asistencia para contribuir a erradicar la epidemia”.

Mientras que según el corresponsal de BBC Mundo en México, Juan Carlos Pérez Salazzar, el país “hasta el momento no ha ofrecido ayuda a nivel internacional, ni en dinero, implementos o médicos”.