Ébola no se contagia fácil: 10 cosas que debes saber

Aclaramos algunos puntos sobre la enfermedad

Guía de Regalos

Ébola no se contagia fácil: 10 cosas que debes saber
Rebeca González muestra un panfleto con información que han repartido las autoridades de Salud.
Foto: Gerardo Romo / El Diario

Nueva York – Como era de esperar, la noticia del primer caso de ébola diagnosticado en la ciudad de Nueva York, el del doctor Craig Spencer, ha causado gran alarma y preocupación entre la población en general. Por ello, las autoridades de Salud locales y federales insisten en que debe mantenerse la calma porque se trata de un virus difícil de transmitir, y no debería existir paranoia entre los neoyorquinos.

El doctor Mauricio Lascano, microbiólogo de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC), dijo que es muy poco probable que ocurra un brote de la mortal enfermedad en este país porque, a diferencia de otros virus, el ébola no se transmite fácilmente.

“Debido a que el virus se contagia por medio de fluidos corporales, no es tan infeccioso como pudieran ser otros virus o microorganismos que se transmiten por el aire”, aseguró Lascano.

Por su parte, el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York indicó, en un comunicado, que “las posibilidades de que el neoyorquino promedio contraiga ébola son extremadamente escasas. Ébola se transmite por tocar directamente los fluidos corporales de una persona infectada. No se puede infectar simplemente por estar cerca de alguien que tiene el ébola”.

Sin embargo, el hecho de que el doctor Spencer se movilizó por varios lugares de la ciudad –incluyendo varias líneas del subway–, antes de ser puesto en cuarentena, ha dejado una estela de dudas y preocupación.

  1. El ébola sólo se transmite por contacto directo con los fluidos corporales de una persona infectada. Esto incluye la sangre, orina, excremento, semen, vómitos y la leche materna. También se puede transmitir por la saliva y el sudor, pero ello sólo ocurre cuando la persona está muy enferma.
  2. Los seres humanos también pueden contraer la enfermedad a través del contacto directo con sangre u otros fluidos de animales salvajes infectados, vivos o muertos, como monos, antílopes selváticos y murciélagos.
  3. A diferencia de otras enfermedades como la gripe, el ébola nunca se transmite por vía aérea. Por ello es poco probable que se transmita mediante estornudos o la tos.
  4. Los síntomas de la enfermedad incluyen dolor de cabeza intenso, fiebre de al menos 100.4 grados, dolor muscular, vómito, diarrea, moretones, tos con sangre, escalofríos y dolor de estómago. También puede causar erupciones cutáneas, fallo renal y hepático e intensas hemorragias internas y externas.
  5. Después de estar expuesto al ébola, el período de incubación es de dos a 21 días para contraerlo, aunque un pequeño número de casos puede tomar más tiempo.
  6. La tasa de mortalidad promedio de esta enfermedad es de alrededor del 50%, aunque en algunos casos puede ser del 90%.
  7. No existe una vacuna o cura contra el ébola. El tratamiento incluye anticuerpos de los pacientes que se han recuperado, fluidos intravenosos y soporte para que los pacientes mantengan su presión arterial y su consumo de oxígeno.
  8. El líquido orgánico de la persona enferma debe entrar en el cuerpo de alguien sano a través de una herida abierta o una membrana mucosa, como los ojos, la nariz o la boca.
  9. El virus de ébola puede sobrevivir en una superficie durante varias horas. Pero no se conoce ningún caso de ébola que se haya transmitido por contacto con una superficie tocada por una persona con la enfermedad. Por ello existe poco peligro de tocar las superficies en el subway.
  10. Las personas deben hacer un hábito de lavarse las manos seguido con agua y jabón, o usar desinfectante para las manos.