El alcalde peruano que fue elegido a cara o sello

Wilber Medina gobernará su ciudad en Perú después de desempatar con un rival político lanzando una moneda al aire. Conozca su historia.

Guía de Regalos

El alcalde peruano que fue elegido a cara o sello
Wilber Medina

Wilber Medina asumió esta semana un cargo político y se quedó con un amuleto para toda la vida: la moneda con la que fue elegido alcalde de Pillpinto, una población de 1.350 habitantes en los Andes de Perú.

“Una señorita arrojó la moneda, un sol. Salió dos veces cara y yo salí ganador y tengo ahorita la moneda como mi amuleto”, explica el funcionario de 40 años.

No pasa todos los días, pero en las elecciones municipales de principios de mes en ese municipio de la provincia de Paruro, en la región de Cusco, Medina, que representa a Fuerza Inka Amazónica, empató a 236 votos con su rival de Siempre Unidos, José Cornejo Carpio.

Así que esta semana, ambos se desplazaron a la corte central en Cusco para, como indica la ley electoral municipal peruana, hacer un sorteo para desempatar. Y lo hicieron ante los representantes del órgano electoral de la región de Cusco, el defensor del Pueblo y un grupo de periodistas y partidarios de cada candidato.

“Nos dieron a elegir entre tres opciones para el sorteo: bolillas con los nombres de los candidatos, moneda o poner unos papelitos con “sí” y “no”. Decidimos monedas porque es más transparente”, explica Medina en conversación con BBC Mundo.

Pese a que dice que “confiaba en la victoria”, reconoce que tenía ciertos nervios antes de lanzar la moneda al aire que se transformaron en alegría cuando vio el resultado.

Entonces, se dio un apretón de manos con su rival que inmediatamente reconoció la victoria del candidato de Fuerza Inka Amazónica antes de que este saliera a celebrar con sus partidarios que le acompañaron a la capital cusqueña.

“No había nada que reclamar”, indica Medina.

De hecho, aunque este sistema para elegir un cago político pueda parecer extraño, es lo que establece la ley electoral peruana para las elecciones.

“En el caso de empate se resuelve por sorteo entre los que hubiesen obtenido igual votación”, le explica a BBC Mundo Michell Samaniego Monzón, secretario general del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) quien matiza que la ley no establece el tipo de sorteo se hace.

En ese sentido, Samaniego señala que este mismo año, otro municipio peruano se decidió con las bolas que salieron de un bombo de lotería.

Fue el distrito de Santa Bárbara de Carhuacayán, en la provincia de Yauli (Junín), una localidad de 580 electores donde ambos candidatos empataron en las urnas y la suerte favoreció al candidato de Junín Sostenible, Roque Contreras.

Ya de vuelta en Pillpinto un día después de que la moneda decididiese a su favor, Medina se muestra dispuesto a “trabajar de manera conjunta y concertada con el apoyo de la población”.

Para poder desempeñar su cargo pedirá licencia en el puesto que ocupa desde hace 14 años capacitando docentes y se “dedicará plenamente a su pueblo”.

De aquí a 2018, cuando vence su mandato, ya no puede confiar en la suerte que le llevó a la silla de alcalde y deberá trabajar para cumplir sus promesas de ayudar al desarrollo de la agricultura -a lo que se dedica buena parte de la población de Pillpinto- y a mejorar la educación.