Guía para mantener tu peso ideal

Especialmente cuando se acercan las fiestas de fin de año, es momento de comenzar a cuidar tus alimentos

Guía de Regalos

Guía para mantener tu peso ideal
Hacer buenas elecciones en lo que comes es fundamental para mantener un peso saludable.
Foto: Shutterstock

La primera parte del reto está casi listo, es decir, ya lograste bajar de peso y reencontrarte con el lado saludable de tu vida. Ahora, después de todo el esfuerzo que implicó conseguirlo, lo más importante no es simplemente tirar la toalla y disfrutar de esa hazaña, sino mantenerte en tu peso ideal.

Pero, ¿cómo saber qué sigue si sólo te planteaste llegar hasta donde estás ahora? No es tan difícil, ya que todo se centra en un concepto: educación alimenticia.

Y es que al comenzar con buenos hábitos nutricionales y rutinas de ejercicio adecuadas, tu cuerpo se acostumbró a esta nueva etapa y “educó” su funcionamiento al ritmo que ahora le indicas. Por ello, ya que está adaptado a este sistema saludable, lo ideal es continuar con él y seguir con ese estilo que tan bien te ha funcionado.

Por otro lado, un factor elemental es la disciplina. Es importante que concibas estos esfuerzos (llevar una dieta balanceada y ejercicio) como parte del camino perfecto para seguir en forma, así como recordar qué tan difícil es lograr lo que tú ya hiciste y lo sencillo que es regresar nuevamente al “gordito pero feliz”.

Silvia Migliaccio, autora del libro Permanezca en forma, Editorial Animae, comparte que el 90% de las personas que bajan de peso, lo recuperan en los 5 años sucesivos aproximadamente, y se debe a que, después de lograr el peso adecuado, por lo regular se vuelven a incluir los hábitos “malos” que ya se habían dejado a un lado.

Entre ellos se encuentran comer productos chatarra con mucha frecuencia, así como alimentos saturados en grasas y aunado a esto, el regreso al sedentarismo.

Ante esto, lo primero que debes hacer es plantearte como definitivas algunas elecciones o renuncias con respecto a la alimentación, es decir que si ya optaste por no consumir la fritanga con frecuencia o tomar agua en vez de jugo o refresco, le des constancia a esas usanzas.

Sacar de tu vida lo que te causa daño es parte del proceso en la búsqueda del bienestar, y en este tema aplica al cien por ciento.

Para esto, Silvia Migliaccio recomienda poner especial atención en:

¡No vuelvas a lo dulce! Procura no terminar cada alimento con algo azucarado o en su defecto, poner endulzantes a alimentos que no lo requieran, por ejemplo a la leche, las frutas o al pan.

Dosifica la cantidad de aceite y sal que utilizas al condimentar tus alimentos.

No más productos chatarra entre comidas o para “mitigar” temporalmente el hambre.

Revisa tu peso diariamente o con la mayor frecuencia que puedas.

• De hoy en adelante supervisa el valor calórico de lo que comes.

• Si “pecaste” con un postre o algo similar, procura equilibrar con ejercicio o evita comer otro a lo largo del día.

Además recomienda que no está de más acudir mensual o semestralmente con un nutriólogo especialista, con el fin de conocer el grado de avance o retroceso que haya resultado de tu disciplina.

Mantenerte en forma y saludable es la manera correcta de respetar tu cuerpo. Felicidades por lograrlo. Ahora, lo importante es que te enfoques en hacer permanente esta situación y seleccionar lo mejor para ti.

Para leer: Adelgazar saludablemente y para siempre. Sebastián Martín Balbuena. Editorial ECU.

Colaboración de Fundación Teletón México

“Los sueños se cristalizan con esfuerzo”

Bojorge@teleton.org.mx