La felicidad de tener amigos

Contar con amigos es una de las condiciones que nos ayudan a tener una vida más feliz

Guía de Regalos

La felicidad de tener amigos
Las amistades verdaderas mostrarán solidaridad en las buenas y en las malas.
Foto: Shutterstock

Hay una frase de Sir Francis Bacon que dice: “Sin la amistad, el mundo es un desierto”, y es una analogía que describe literalmente lo que sucede en la vida real.

Ejemplo de esto son los resultados de un estudio del National Opinion Research Center, de la Universidad de Chicago, que demuestran que quienes tienen más de cinco mejores amigos, sin incluir familiares, tienen un 50% más de probabilidades de describirse como muy felices a comparación de quienes tienen menos vínculos sociales de confianza.

Además agrega que las personas que valoran más la riqueza, el éxito y la posición social que la amistad y las relaciones afectivas, tienen el doble de posibilidades de ser bastante o muy infelices.

¿Interesante, no? Y es que contar con alguien incondicional siempre será una de las mejores terapias para ser feliz; no obstante, así como esas personas especiales nos hacen sentir bien, también nosotros podemos contribuir de manera positiva a sus vidas y hacer un ambiente de reciprocidad.

Para Marci Shimoff, autora del libro Feliz porque sí, Editorial Urano, una de las maneras de favorecer la amistad es el contagio emocional. Aclara que se propaga más o menos como un resfriado, o sea, grupalmente, y que el punto clave se encuentra en la actitud que asumamos y cómo nos comportemos con las personas que nos rodean.

Mantener relaciones sociales equilibradas, con respeto y solidaridad es indispensable, y para tenerlas es necesario desarrollar algunos hábitos que, si se aplican diariamente, muy probablemente nos ayuden a cambiar los entornos negativos:

Bienestar emocional. Si vemos las cosas objetivamente tendremos menos reacciones negativas que también son contagiosas. Esa mirada nos dará seguridad personal y buen criterio y tolerancia, factores indispensables en una amistad.

Actitud. Si nos sentimos bien con nuestra vida es importante demostrarlo. Hay algunas personas que cuando llegan a determinado lugar, contagian su buen humor y transforman el ambiente en el que se desenvuelven. Éste es un ejemplo claro de contagio emocional.

Empatía. Es muy valioso para los amigos que les brindemos y compartamos nuestra estabilidad. Si necesitan un consejo o algún tipo de ayuda hay que ofrecerla y mantenernos al pendiente de lo que puedan requerir.

La autora agrega que pasar tiempo con los amigos contribuye notoriamente en la felicidad de cada uno y más cuándo ese tiempo es de calidad.

Explica también que para preservar relaciones felices y sanas, un factor importante es el reconocimiento, es decir, aprender a destacar lo valioso de cada una de las personas con las que convivimos, así como lo que nos transmiten y sobre todo, hacérselos saber. Cuando un amigo tiene presente que lo valoran y estiman, tendrá una actitud de compromiso, prosperidad y reciprocidad.

El bienestar es como el conocimiento, ideal para compartirse y más aún si es para las personas con las que compartimos la vida. Por eso, si somos felices, asegurémonos que ellos también los sean para andar por el mismo camino.

Para escuchar:

Mis amigos, Marcial Alejandro.

Las cosas que vives, Laura Pausini.

Colaboración de Fundación Teletón México

“Los sueños se cristalizan con esfuerzo”

Bojorge@teleton.org.mx