EE.UU.: cancelan programa de la niña Honey Boo Boo en medio de controversia

La suspensión del programa se produce después de que se supiera que la matriarca del clan supuestamente estaría en contacto con un hombre que pasó varios años en la cárcel por abuso de menores.
EE.UU.: cancelan programa de la niña Honey Boo Boo en medio de controversia
Alana Thomson y su madre

El canal estadounidense TLC anunció este viernes la cancelación del popular programa de telerrealidad “Here Come Honey Boo Boo” (Aquí viene Honey Boo Boo) tras cuatro temporadas en el aire.

Según señala la prensa local, la suspensión del programa -que sigue las peripecias de la niña Alana Thomson y su familia- se produce después de que se informara de que la matriarca del clan supuestamente estaría en contacto con un hombre que pasó varios años en prisión por abuso de menores.

“Apoyar la salud y en bienestar de estos niños excepcionales es nuestra única prioridad”, dijeron los responsables de TLC en el comunicado en el que anunciaron la cancelación del programa.

Lea: Honey Boo Boo, la niña que fascina a los espectadores en EE.UU.

Este viernes, June Shanon, la madre de la pequeña Alana, negó que fuera cierto que hubiera visto recientemente a Mark Anthony McDaniel, quien estuvo diez años preso por abuso de menores, y aseguró que nunca pondría en riesgo a sus hijos.

Según recuerda desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, Alana Thompson, conocida con el sobrenombre de ‘Honey Boo Boo’, es uno de los personajes más controvertidos de la televisión estadounidense.

Saltó a la fama a raíz de su aparición en el polémico programa “Toddlers & Tiaras”, protagonizado por un grupo de madres y padres obsesionados con hacer triunfar a sus hijos en concursos de belleza infantiles.

En 2012, TLC le dio su propio programa. En él aparecía junto sus tres hermanas adolescentes, su madre y el marido de esta en la pequeña localidad rural de McIntyre, en Georgia.

Los críticos destrozaron el programa desde su estreno, asegurando que era una exaltación del mal gusto y de la ignorancia, y que el trato que recibía la pequeña Alana roza la “explotación infantil”.