Ejecutivo de Google Alan Eustace rompe récord de salto de Felix Baumgartner

El vicepresidente del gigante tecnológico saltó desde los 41.000 metros y alcanzó una velocidad máxima de 1.322 kilómetros por hora rompiendo la barrera del sonido y superando la marca del austriaco hace dos años.
Ejecutivo de Google Alan Eustace rompe récord de salto de Felix Baumgartner
Salto de Eustace

Alan Eustace, uno de los vicepresidentes del gigante de la tecnología Google, rompió el récord mundial de salto que estableció el 2012 el austriaco Felix Baumgartner.

Eustace auscendió en un enorme globo de helio sobre el desierto de Nuevo México, en Estados Unidos, y se lanzó en caída libre desde una altura de 41.150 metros.

En el trayecto alcanzó una velocidad máxima de 1.322 kilómetros por hora rompiendo la barrera del sonido.

Con esto superó la velocidad que estableció el austriaco hace dos años.

Eustace tardó dos horas en ascender los 40 kilómetros y descendió en sólo 15 minutos.

El ejecutivo de 57 años saltó en un traje presurizado similar al de los astrounautas, diseñado especialmente para soportar altitudes y velocidades extremas.

El salto forma parte de un proyecto de la corporación Paragon Space Development dedicado a la exploración de la estratósfera, sobre los 30.480 metros de altura.

Y, según se informó, la hazaña fue llevada a cabo a título personal ya que en el proyecto no está involucrado Google.

Eustace llevó a cabo el salto a las 09:09 hora local, según lo confirmó el viernes la Federación Mundial de Deportes Aéreos (FAI).

El récord previo que estableció Baumgartner fue alcanzado al saltar desde una altura de 39.068 metros.

Con éste el austriaco se convirtió en el primer ser humano en romper la velocidad del sonido en caída libre.

El vicepresidente de Google ascendió desde una pista en Roswell a las 07.00 conectado al módulo del globo que lo transportó durante dos horas siete minutos hacia su meta de altitud.

Tal como informa el corresponsal de la BBC en Los Ángeles, el ejecutivo, que también es un veterano piloto y paracaidista, había estado planeando el salto durante varios años.

Y estuvo trabajando en secreto con un pequeño grupo de expertos en tecnología de paracaidismo y aerostática.

Además, agrega el corresponsal, Eustace completó la hazaña sin ayuda de patrocinadores y con mucho menos fandarrias que Baumgartner, cuyo salto fue transmitido en vivo en internet hace dos años.

Según el New York Times, Eustace declaró que la experiencia “fue increíble”.

“Fue hermoso. Puedes ver la oscuridad del espacio y puedes ver las capas de la atmósfera, lo cual es algo que nunca antes yo había visto”.

El ejecutivo le dijo al periódico que a pesar de que los testigos en tierra lograron oir una explosión sónica cuando logró superar la velocidad del sónido, él no pudo escucharla ni sentirla.