Estudiantes endurecen su lucha

Organizaciones sociales anunciaron más protestas por los desaparecidos
Estudiantes endurecen su lucha
Simpatizantes saquearon varias tiendas comerciales en Iguala y prometieron que habrá más acciones de presión.
Foto: EFE

México

Un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa asaltaron y saquearon varios supermercados en Chilpancingo, capital del estado mexicano de Guerrero, en protesta por los 43 compañeros que permanecen desaparecidos desde hace un mes.

Los jóvenes, con los rostros cubiertos con máscaras y pañuelos y acompañados de estudiantes de otras escuelas, llegaron a un establecimiento de la cadena Aurrerá y llenaron decenas de carros de servicio con víveres, electrodomésticos, ropa y artículos de higiene personal, según constató.

Fuera del centro comercial, los estudiantes regalaron una parte de los productos a los transeúntes y el resto lo llevaron a su escuela, donde las familias de los desaparecidos esperan noticias de sus hijos y avances en la búsqueda por parte de las autoridades.

Los estudiantes hicieron lo mismo en otro establecimiento de la cadena Comercial Mexicana y trataron de repetirlos en uno más pero lo impidió a tiempo un equipo de policías antimotines.

Los estudiantes, familiares y otros grupos que los apoyan mantienen las protestas cada vez más violentas para exigir al Gobierno encontrar a los 43 estudiantes que desaparecieron el pasado 26 de septiembre tras haber sido detenidos por policías y entregados al cártel Guerreros Unidos, según la investigación.

Esa misma noche también murieron seis personas y 25 resultaron heridas en ataques a tiros perpetrados por policías locales por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda, operadores de Guerreros Unidos y hoy prófugos de la Justicia.

Recientemente los estudiantes quemaron parte del Palacio de Gobierno de Guerrero y de la alcaldía de Chilpancigo, además de las oficinas del Partido de la Revolución Democrática (PRD), mientras que en Iguala quemaron las oficinas donde despachaba el alcalde que se encuentra prófugo.

Por otra parte, en una reunión celebrada anoche en la Escuela Normal de Ayotzinapa, miembros de la Asamblea Nacional Popular formada por estudiantes, sindicatos y organizaciones sociales anunciaron que endurecerán las protestas en los próximos días.

Acordaron que tomarán los aeropuertos de Acapulco y de Ciudad de México y cerrarán. Convocaron a un paro nacional para los días 30 y 31 de octubre

La represión policial contra los estudiantes y la desaparición de 43 de sus compañeros conmocionó a la sociedad mexicana y a la opinión pública mundial y ha generado una crisis de credibilidad en el Gobierno de Enrique Peña Nieto y en su capacidad para garantizar el respeto a los derechos humanos.

Esta crisis provocó también la caída de Ángel Aguirre como gobernador, cuya renuncia fue aprobada esta madrugada por el Congreso estatal quien deberá nombrar a un gobernador sustituto