Estudiantes bloquean la autopista del Sol

Con vehículos impiden el paso hacia y desde Acapulco
Estudiantes bloquean la    autopista del Sol
Compañeros de los desaparecidos bloquean la autopista que conduce al puerto de Acapulco en México.
Foto: EFE

Chilpancingo

Medio millar de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa del estado de Guerrero bloquearon la Autopista del Sol que une a la capital mexicana con el puerto de Acapulco, como parte de sus protestas al cumplir un mes de la desaparición de 43 jóvenes en Iguala.

El numeroso grupo de estudiantes llegó en varios autobuses a este sitio conocido como Parador de Márquez y con autobuses y tráileres cerraron los cuatro carriles de la autopista para impedir la circulación de vehículos en ambos sentidos.

Uno de los estudiantes explicó que justo en este sitio fallecieron dos jóvenes de esa misma escuela debido a una represión policial en su contra en diciembre de 2011 cuando se manifestaban contra la reforma educativa.

Explicaron que esta medida es por tiempo indefinido y forma parte de la jornada nacional de protesta para exigir al Gobierno mexicano que localice con vida a los estudiantes desaparecidos en los hechos violentos en Iguala, el pasado 26 de septiembre.

Hace un mes, la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27, policías municipales de Iguala y Cocula, por orden del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, dispararon sus armas contra los estudiantes, lo que dejó seis muertos, 25 heridas y 43 desaparecidos, los cuales según la fiscalía fueron entregados al grupo criminal Guerreros Unidos para su desaparición

Desde hace un mes, estudiantes, maestros y familiares de los desaparecidos, acompañados de diversas organizaciones en México y en el extranjero se han manifestado para presionar a las autoridades a dar resultados y ubicar a los jóvenes, quienes permanecen en paradero desconocido.

, los cuales según la fiscalía fueron entregados al grupo criminal Guerreros Unidos para su desaparición.

Desde hace un mes, estudiantes, maestros y familiares de los desaparecidos, acompañados de diversas organizaciones en México y en el extranjero se han manifestado para presionar a las autoridades a dar resultados y ubicar a los jóvenes, quienes permanecen en paradero desconocido

EFEUSA

pem/jrm/aaj

Lucía Leal

Washington, 26 oct (EFE).- La CIDH inicia este lunes una nueva semana de audiencias en las que analizará la reciente migración masiva de niños centroamericanos a EE.UU. y la desaparición de 43 estudiantes en Iguala (México), dentro de una agenda que incluye también la situación en Venezuela tras las protestas de febrero.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), mantendrá hasta el viernes 55 audiencias públicas sobre los derechos humanos en el continente, dentro de su 153 periodo de sesiones.

Estados Unidos protagoniza la agenda del lunes, con una audiencia sobre los derechos de los niños y las familias migrantes a la que se espera que asistan representantes del Gobierno de Barack Obama.

La CIDH ve la audiencia como una oportunidad de analizar la llegada de más de 68.000 menores a territorio estadounidense entre octubre de 2013 y septiembre pasado, la mayoría procedentes de Honduras, El Salvador y Guatemala, y su tratamiento en los refugios temporales establecidos por el Gobierno estadounidense.

Existe la posibilidad de que, en función de los datos aportados en la audiencia, la CIDH “pueda elaborar un informe específico” sobre el tema, dijo la semana pasada el secretario ejecutivo del organismo, el mexicano Emilio Álvarez Icaza.

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) es una de las organizaciones que pidieron la audiencia y denunciará allí que los derechos de los migrantes en EE.UU. se han “deteriorado considerablemente” este año, según adelantó en un comunicado.

El mismo lunes, la CIDH mantendrá una sesión sobre las “denuncias de racismo en el sistema de justicia” de EE.UU., para dar seguimiento a las tensiones en Ferguson (Misuri) después de que el afroamericano Michael Brown muriera por tiros de un policía en agosto.

Ese día también habrá cinco audiencias sobre Colombia, incluida una sobre reparaciones a las víctimas de violaciones de derechos humanos, otra sobre el desplazamiento forzado y otra sobre el derecho a la participación de las mujeres en el proceso de paz.

Los derechos de los pueblos indígenas y la independencia judicial serán los temas que la CIDH analizará ese día sobre Ecuador, que en los dos últimos periodos de sesiones se ha negado a enviar representantes a las audiencias debido a tensiones con la comisión.

“No hemos tenido información que nos haga saber que no estarán (los representantes de Ecuador), así que la Comisión da por supuesto que estarán”, afirmó Icaza al respecto la semana pasada.

El martes habrá cuatro audiencias sobre Guatemala, dos sobre Argentina y una sesión centrada en si el Estado de Canadá tiene alguna responsabilidad en las actividades de las mineras canadienses fuera de sus fronteras, dado el aluvión de acusaciones que esas empresas han recibido en varios países de Latinoamérica.

Venezuela protagonizará cuatro audiencias el mismo martes, entre ellas una sobre la situación de la independencia judicial, otra sobre la libertad de expresión y una tercera sobre la situación general de derechos humanos, solicitada por el Gobierno venezolano.

Se espera que en ellas salgan a relucir situaciones derivadas de las protestas que comenzaron en febrero, un tema que ya dominó el periodo de sesiones de la CIDH en marzo.

Después de un miércoles sin audiencias y dedicado a reuniones de trabajo de la comisión a puerta cerrada, el jueves llegará el turno de México, que cuenta con cinco sesiones.

Según la CIDH, es muy probable que la desaparición a finales de septiembre de 43 estudiantes en Iguala (Guerrero) salga a relucir en una audiencia sobre “denuncias de impunidad” en violaciones de derechos humanos y en otra solicitada por el Gobierno mexicano y centrada en el Programa Nacional de Derechos Humanos.

El pasado 3 de octubre, la CIDH otorgó medidas cautelares en el caso de Iguala, solicitando al Estado mexicano que adopte todas las medidas para localizar a los estudiantes desaparecidos, esclarecer las causas e identificar y sancionar a los responsables.

Ese día, la comisión también estudiará la situación de los niños y familias migrantes y refugiadas en todo el continente y mantendrá otra sesión sobre la detención de migrantes.

El viernes, la CIDH evaluará el estado del acceso a la justicia en Brasil y el derecho a la nacionalidad de los descendientes de haitianos indocumentados en República Dominicana, además de mantener audiencias sobre Perú y Paraguay. EFE

Chilpancingo (México), 26 oct (EFEUSA).- Medio millar de estudiantes de la escuela Normal de Ayotzinapa del estado de Guerrero bloquearon hoy la Autopista del Sol que une a la capital mexicana con el puerto de Acapulco, como parte de sus protestas al cumplir un mes de la desaparición de 43 jóvenes en Iguala.

El numeroso grupo de estudiantes llegó en varios autobuses a este sitio conocido como Parador de Márquez y con autobuses y tráileres cerraron los cuatro carriles de la autopista para impedir la circulación de vehículos en ambos sentidos.

Uno de los estudiantes explicó que justo en este sitio fallecieron dos jóvenes de esa misma escuela debido a una represión policial en su contra en diciembre de 2011 cuando se manifestaban contra la reforma educativa.

Explicaron que esta medida es por tiempo indefinido y forma parte de la jornada nacional de protesta para exigir al Gobierno mexicano que localice con vida a los estudiantes desaparecidos en los hechos violentos en Iguala, el pasado 26 de septiembre.

Hace un mes, la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27, policías municipales de Iguala y Cocula, por orden del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, dispararon sus armas contra los estudiantes, lo que dejó seis muertos, 25 heridas y 43 desaparecidos, los cuales según la fiscalía fueron entregados al grupo criminal Guerreros Unidos para su desaparición.

Desde hace un mes, estudiantes, maestros y familiares de los desaparecidos, acompañados de diversas organizaciones en México y en el extranjero se han manifestado para presionar a las autoridades a dar resultados y ubicar a los jóvenes, quienes permanecen en paradero desconocido. EFEUSA

pem/jrm/aaj