Bumgarner pone a San Francisco a un triunfo del título

El astro zurdo de Gigantes blanquea a los Reales
Bumgarner pone a San Francisco a un triunfo del título
Madison Bumgarner corresponde a una monumental ovacion luego de su magistral faena.
Foto: Getty

La culminación de un sueño maravilloso, algo parecido a un cuento de hadas, está a punto de esfumarse.

Los Reales de Kansas City, el equipo que la mayoría de los amantes del beisbol quieren verlos coronados en la Serie Mundial tendrán que ganar los dos juegos restantes en el Kauffman Stadium de Kansas City.

Madison Bumgarner volvió a fracturar la determinación ofensiva de los monarcas y condujo a los Gigantes a un triunfo por blanqueada de 5-0 en el quinto juego del clásico octubrino, la noche del domingo, en el AT&T Park de San Francisco donde se escuchaban gritos incesantes y ensordecedores de !MVP… MVP… MVP! para Bumgarner.

El dominante Bumgarner tiró toda la ruta en la que aisló cuatro hits, no dio base por bolas y ponchó a ocho.

Bumgarner posee registros increíbles en cuatro Series Mundiales: 4-0 y efectividad de 0.29. Ha permitido apenas 12 hits en 31 innings y ha ponchado a 27.

“La verdad es que sólo salgo a buscar un triunfo. Los números no me interesan tanto. Estoy feliz de haber ganado ante esta fanaticada leal y de poner al equipo en una situación muy buena”, dijo Bumgarner.

Fue tan asfixiante el dominio del estelar zurdo de San Francisco, que siete de los primeros cinco outs fueron por la vía del ponche.

Bumgarner había retirado a 10 bateadores en orden antes de que Omar Infante le bateara doble al central en el quinto episodio.

Brandon Crawford produjo tres carreras, el jardinero suplente, el dominicano Juan Pérez disparó un doble de dos anotaciones y Pablo Sandoval descargó un par de hits y anotó dos veces.

“Todo nos ha salido bien. Esperamos seguir así”, dijo el popular “Panda”.

El equipo de la bahía queda a un triunfo de obtener su tercer anillo de Serie Mundial en forma consecutiva. En 2010 lo lograron a costa de los Rangers de Texas y en 2012 domaron a los Tigres de Detroit.