ONU critica controles a sanitarios que regresan de África Occidental

Ban Ki-moon defiende a personal médico que regresa luego de apoyar a enfermos de ébola
ONU critica controles a sanitarios que regresan de África Occidental
Pidió más apoyo para los países que enfrentan la epidemia.
Foto: EFE

Ante los casos las medidas de seguridad que está aplicando el gobierno de Estados Unidos por los casos de ébola que se han registrado en el territorio, Naciones Unidas lanzó una fuerte critica a las medidas sanitarias del gobierno de Barack Obama.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, criticó este lunes las restricciones impuestas en los últimos días en varios estados de Estados Unidos a los sanitarios que regresan tras tratar a enfermos de ébola en África Occidental.

“Los profesionales médicos que regresan son personas excepcionales que se están sacrificando por la humanidad. No deben ser sometidos a restricciones que no están basadas en la ciencia”, dijo el portavoz de Ban, Stéphane Dujarric, en una rueda de prensa.

La ONU se sumó así a las críticas que la administración federal y otras autoridades han hecho a las cuarentenas obligatorias decretadas para este tipo de casos por Nueva York y Nueva Jersey, a las que luego se sumaron otros estados.

Esa presión ha llevado a las autoridades estatales a relajar esas medidas y permitir, por ejemplo, que la primera enfermera aislada en Nueva Jersey pese a no tener la enfermedad vuelva a su domicilio.

LEA ADEMÁS:

Comunidad africana de NY denuncia “bullying” por ébola

Autorizan salida de enfermera que fue aislada en Nueva Jersey

Autoridades de NY defienden controles especiales por ébola

Según Ban, ese tipo de restricciones han “puesto una presión especial sobre los trabajadores sanitarios y sobre aquellos que han estado en la primera línea de la respuesta contra el ébola”.

El secretario general de la ONU, por medio de su portavoz, defendió que la mejor forma que un país tiene para protegerse contra el ébola es “detener el brote en su origen en África Occidental”.

“Esto requiere un apoyo considerable de sanitarios internacionales y, en respuesta a esa ayuda, tenemos la obligación de cuidar de ellos”, dijo Dujarric.

Según el portavoz, la ONU está cumpliendo los protocolos instaurados por las autoridades de Nueva York, donde tiene su principal sede, a pesar de no estar de acuerdo con ellos.

“Sin embargo, estamos muy preocupados por estas políticas y creemos que envían la señal equivocada a los profesionales médicos”, señaló.

Además de las ONU, varias organizaciones internacionales y representantes del Gobierno estadounidense han advertido en los últimos días que las cuarentenas obligatorias pueden cortar el flujo de médicos y enfermeros dispuestos a ayudar contra el ébola en África.

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, un total de 450 profesionales sanitarios han contraído la enfermedad, de los que 244 han muerto.