¿Regresará Cristina Saralegui a TV?

Cristina Saralegui habla de su vida profesional, de un drama personal trágico y da consejos en un libro autobiográfico revelador
¿Regresará Cristina Saralegui a TV?
Cristina Saralegui regresa con libro motivador en español e inglés que lleva por título una de sus populares frases.
Foto: Kiko Ricote

Después de estar unos años alejada de las cámaras, Cristina Saralegui regresa con un libro bajo el brazo.

Por el lanzamiento de “¡Pa’rriba y Pa’lante! Mis secretos para triunfar en tu carrera, tu relación y tu vida”, que sale a la venta mañana martes, la exconductora habló con este diario del momento más triste de su vida y sus vivencias siendo la presentadora más popular de la televisión hispana de este país.

¿Porqué escribiste este libro?

Es una guía bien honesta, como yo. Ahí puse todo lo que yo hice para cumplir mis sueños porque, desde jovencita, tenía sueños muy grandes. También [hablo de] cómo hacer para tener una familia, cumplir con tu sueños grandes y que se te den y saber escoger entre tu vida personal y la profesional.

Por primera vez hablas de la bipolaridad de tu hijo.

Fue muy difícil no hablar públicamente de esto mientras pasaba, pero no era mi vida, era su vida. Y cuando tú le pones el estigma de una enfermedad mental a un niño, eso le va a afectar el resto de su vida. De todas las cosas que nos ha pasado a nivel personal, esa obviamente tiene que ser la peor. Como madre, que tu hijo, tu bebé y él único hijo de Marcos y mío, se te enferme al punto que se quiere quitar la vida, yo me morí, me morí. Y yo tenía que ir a grabar, a trabajar, a reír, a bailar y después que hacía eso, venía a mi casa y a llorar, llorar, llorar. Mi hijo estuvo en muchos hospitales por muchos años, pero ahora ya está de nuevo conmigo.

¿Crees que eso tuvo que ver con tu adicción a la bebida?

Eso me puso muy mal de los nervios. Me dio por tomar alcohol, mucho alcohol, y eso me estaba matando. Me estaba matando a mí, a mis hijos. Y un día mi marido, muy sabio, me dijo: ‘Mira Mati, estás muy pesada, le estás haciendo daño a los niños, me estás haciendo daño a mí’. Y yo me senté y dije: ‘Co…, yo he logrado tanto en la vida que no puedo dejar que esta depresión me acabe’. Y ese día decidí parar y no tuve que ir a un lugar como la gente de Hollywood, no, porque yo no puedo dormir sin mi marido: sencillamente paré y se acabó. Ese fue el momento más fuerte en mi vida personal.

¿Y a nivel profesional?

Mi salida de Univision. Porque con 21 años allí me sentía como que nunca me iba a ir, porque era mi familia…. Lo que me pasó a mí me tenía que pasar, quizás fue un mensaje de Dios para que yo no fuera tan arrogante, porque cuando tienes más de 20 años en un lugar te crees que eres la dueña del edificio y no lo era. Me sentía imparable y pensé que iba a durar ahí hasta mi retiro, como una dama. Nunca pensé que me iban a humillar, que la iba a pasar tan mal pero no fue la cadena la que me hizo eso, fueron ciertas personas que no quiero ni nombrar para no darles más importancia.

Tras esa amarga experiencia, ¿porqué regresaste a la cadena hace unos días?

Las personas que me despidieron a mí también fueron despedidos. Pero ellos no estuvieron ahí 21 años; solo estuvieron en sus puestos uno o dos años, nada más. Y en ese tiempo acabaron con lo que habíamos hecho en nuestra casa [Univision]. Gracias a Dios, esas personas ya no están ahí, así que yo agarré el teléfono, porque el orgullo siempre hay que dejarlo en la puerta. Yo hablé con un buen amigo, que es ahora el presidente, con Alberto Ciurana, y le dije que mis publicistas tenían problemas. Cuando se contactaban con algunos shows, les decían que no [podíamos promocionar el libro] y yo quería saber si había algún problema conmigo personal para no molestar más. Y una semana después, me dijo: ‘Ven cuando quieras, esta es tu casa’.

¿Te gustaría regresar a la televisión, sea Univision o Telemundo?

Cuando me fui de Univision, la pasé tan mal que tomé el trabajo con Telemundo tan rápido y debería de haberlo pensado mejor. Fue como cuando un marido te deja por una querida y tú, lo que quieres, es demostrarle al mundo que todo está bien y no está bien…. Ya no quiero hacer lo mismo que hice por tantos años, tendría que hacer algo diferente. Lo que quiero ahora es ocuparme de mí, de mis tres nietos. Y eso es más importante que cualquier estrella en el paseo de Hollywood…. No quiero estar trabajando de nuevo como enana porque me voy a quemar.

En el libro también comentas que prefieres hablar con una persona común y corriente que con una celebridad. ¿Tan mal te fue?

Me encontré con muchos famosos muy reales, como Angélica María, Angeliquita [Vale], Alejandra Guzmán… pero también con gente que pretendía ser perfectos y que solo querían hablar de su disco o libro pero nada más. Y la gente de la vida real son muy sinceros y te cuentan de todo, de que si tienen hijos en la droga, que no te cuenta quizás un artista que cuida mucho de su imagen. Me encontré que muchos artistas que tenían una imagen muy diferente a lo que son… Un día tenía a José Luís Rodríguez “El Puma” en el programa y su hija estaba a punto de tener un hijo y me mandó decir que si le volvía a decir abuelo no salía, así que lo presenté como “el hombre más rebueno” y salió.

Feliz Aniversario!!! #cristinasaralegui #univision

Una foto publicada por Cristina Saralegui (@cristinasaralegui) el Jun 6, 2014 at 7:47 PDT

¿El consejo más grande?: “Nunca tirar la toalla. Y eso fue lo que yo hice en mi vida personal y profesional. Ahora soy una mujer completamente feliz. Tengo los mismos amigos que hace 30 años, el mismo marido y tengo tres nietos. Estoy tranquila, estoy feliz. No le debo nada a nadie, no le tengo roña a nadie, no le tengo rabia a nadie”.

¿Como se logran 30 años de matrimonio?: “No es fácil. En mi trabajo hay muchas tentaciones. La gente de esta industria se divorcia más rápido que cambiarse de ropa. Pero tengo amigas como Celia Cruz y Gloria Estefan que sí han durado”.

¿Qué le dirías otras mujeres profesionales?: “Lo más importante que uno puede hacer en la vida es tener amor propio y enseñarlos a nuestras hijas. Yo no sería nada ni nadie hoy en día [solo] con una carrera, porque uno no puede abrazar una carrera. Los besos y abrazos son de tu familia”.

Amigos @thalia @therealtommymottola #thalia #tommymottola #cristinasaralegui Gracias @cadri21

Una foto publicada por Cristina Saralegui (@cristinasaralegui) el Jun 6, 2014 at 8:19 PDT