Toyota se hace texana

El presidente de la empresa explica los motivos para dejar California y NYC
Toyota se hace texana
Jim Lentz, presidente de Toyota en EEUU, durante en el festival que precede la llegada de la empresa a Texas.
Foto: Cortesía

Toyota organizó ayer una fiesta en la localidad texana de Plano, en el área de Dallas, una zona donde la automotriz situará su sede en Norteamérica, y a donde gradualmente irán trasladándose miles de personas que ahora trabajan en Los Ángeles y Nueva York. En estas ciudades la presencia de la empresa japonesa será mucho menor y en Texas trabajarán unos 4,000 empleados.

Jim Lentz, presidente ejecutivo de Toyota tuvo tiempo, entre evento y evento para hablar con La Opinión.

¿Porqué dejan Los Ángeles para ir a Texas?

En Toyota EEUU somos distintas empresas. Hay una de ventas, mercadotecnia y finanzas en California, una de ingeniería y fabricación en Kentucky y tenemos una oficina corporativa en Nueva York. Y nos dimos cuenta que necesitábamos estar todos en un campus para tomar decisiones mas rápidamente para hacer mejores productos y cuidar mejor a nuestros clientes.

¿Y por qué la zona de Dallas?

Cuando tomamos la decisión tuvimos en cuenta que todas nuestras fábricas están en el Midwest y queríamos estar cerca. El motivo real de dejar California fue la geografía. Dallas fue la mejor localización para nuestros parámetros entre los que se contaba también la calidad de vida para nuestra gente. En el caso de California, aunque estamos trasladando a mucha gente, aún quedarán unas 2,000 allí. Aún tenemos una operación de componentes, las actividades portuarias y el centro de diseño que se quedará en California n.

¿Se van también de Nueva York?

Quedará un pequeño grupo para relaciones con los inversores y relaciones públicas.

¿Y qué papel ha jugado la falta de impuestos de la renta estatal en Texas?

Esto cae dentro del aspecto de una mejor calidad de vida. No puedo decir que fue un factor decisivo, pero fue uno de los 20 puntos que contemplamos. Eso sí, cuando el personal abra su primer cheque y vea cero en impuestos, entenderán que es un gran beneficio. California tiene un impuesto a las rentas personales muy elevado.

¿En    qué momento está Toyota en el mercado americano?

Somos la primera marca comercial, pero para mí lo más importante no es el volumen de ventas sino crear el mejor producto para los consumidores y tener los mejores servicios en los concesionarios. Después, nos interesan las ventas pero lo primero es tener el producto adecuado y los servicios mejores.

¿Y qué está pasando con Takata, el proveedor de airbags con problemas?

Lo más importante es que cuidemos de nuestros clientes. En las áreas muy húmedas (donde hay más riesgo) pedimos que vengan a la revisión y que no lleven a nadie en el asiento del pasajero.

¿Cuán importante son los latinos para Toyota?

Es un mercado crítico. En Toyota nos gusta mirar el mercado con perspectiva y cuando se hace esto se ven tendencias de población en términos de volumen y hogares en cuestiones de ingresos; todos nuestros análisis apuntan a que es la comunidad hispana es la que más crece. Lo hemos visto desde hace años. Cuando lanzamos Scion lo hicimos para atraer a jóvenes y los latinos son una parte importante de este grupo. Queremos diseñar vehículos que les gusten.

¿Qué ventas tienen?

Somos el numero uno en el mercado latino y de hecho nuestra cuota del mercado latino es mayor que la del mercado general.

¿ Cuán diversa es su plantilla?

Cuando miramos a diversidad lo hacemos de una forma amplia, no solo en las plantas sino también en concesionarios y proveedores. Por ejemplo, en la planta de Texas un tercio de los proveedores son empresas de minorías y mujeres. Es muy importante que nuestra base refleje la comunidad por la que trabajamos.

¿Cree que el buen año de ventas de carros en EEUU se podrá mantener?

Este año las ventas serán de 16.3 millones o 16.4 y el año que viene crecerán un poco más. El mercado subirá pero más lentamente. Pueden pasar cosas porque el mercado global está complicado, pero en EEUU las cosas van mejor y creo que estamos algo aislados de los problemas internacionales