Piden detener acoso a africanos por el ébola

Defensora del Pueblo escucha a miembros de la comunidad
Piden detener acoso a africanos por el ébola
Letitia James, tuvo una reunión con lideres de la comunidad africana.
Foto: Humberto Arellano

@c_loboguerrero

La Defensora del Pueblo, Letitia James, se reunió ayer con miembros de la comunidad africana para escuchar múltiples denuncias de acoso y ataques en escuelas a menores africanos, en torno al alerta emitida sobre los posibles contagios del virus de ébola de personas que provienen de África Occidental.

“Necesitamos una política de cero tolerancia hacia los actos de discriminación y acoso escolar que está enfrentando la población africana en la ciudad de Nueva York”, destacó la petición firmada por representantes del Congreso Unido Africano y que fue entregada a James.

Ahmed Kargbo, presidente de las Organizaciones Unidas de Sierra Leona, calificó como un acto de “cobardía” lo ocurrido en una escuela de El Bronx el 24 de octubre, cuando dos hermanos de Senegal de 11 y 13 años sufrieron heridas graves tras ser golpeados por sus compañeros de clase.

“No solo fue otro caso de acoso escolar, sino que se trató de un ataque”, dijo Kargbo sobre el suceso, que está siendo investigado por el Departamento de Educación.

Para Oretha Bestman-Yates, presidenta de la Asociación Comunitaria de Liberianos de Staten Island, una de las zonas donde reside esta comunidad en la ciudad, dijo que “es muy triste explicarle a nuestros hijos por qué son objeto de burlas, por el solo hecho de tener raíces africanas”.

Uno de los problemas identificado por Sidique Wai, presidente del Congreso Unido de Naciones Africanas, es que la distribución del material acerca de ébola que hace la ciudad no llega apropiadamente a la comunidad africana, porque algunos no saben leer.

Al final de la jornada, James dijo que planea convocar una reunión con miembros de la administración, además del Departamento de Educación, de Salud y de Derechos Humanos, a fin de discutir los pasos concretos a seguir.

“Hasta ahora nadie se ha reunido con ellos (los líderes) y es importante que cualquier material que se distribuya sea escrito con esencia cultural, en su idioma, y si es posible con ilustraciones”, subrayó James