Prepara tu casa para el frío

Ya comienzan a bajar las temperaturas y hay ciertas cosas que hacer para acondicionar nuestros hogares
Prepara tu casa para el frío
Estás a tiempo para preparar tu casa para el invierno.
Foto: Shutterstock

Pocas cosas son peores como que, en pleno invierno, un trozo de techo se caiga a mitad de la sala o la calefacción haga el mismo ruido que un motor de camión de los 50’s.

Falta poco para el invierno… corrijo: a juzgar por las temperaturas recientes, al menos en la costa este, falta en realidad muy poco. Toma las precauciones necesarias en tu casa desde ahora para que el frío no te sorprenda.

Comencemos por revisar la calefacción.

Enciéndela a 80 grados y verifica que produzca aire caliente en unos minutos. Si no es así, pide asesoría o habla con el encargado de tu edificio para arreglar cualquier desperfecto.

No olvides medir el monóxido de carbono liberado por tu sistema para mantener un ambiente saludable en tu casa. En el mercado puedes conseguir algunos medidores de diferentes precios.

Plantas de interior como la margarita africana (Gerberajamesonii), el palo de Brasil (Dracaenaderemensis) o el helecho de Boston (Ephrolepisexaltata) son efectivas para absorber emisiones de este gas.

Un punto importante al hablar de la calefacción es la humedad en las paredes. Si las paredes de tu casa o apartamento tienen manchas, es mejor que las arregles cuanto antes, pues el frío que guardan reducirá la potencia de tu sistema de calefacción.

Aislamiento de todas las ventanas y puertas.

Para verificar si hay corrientes de aire dentro de tu casa simplemente enciende un incienso y acércalo a puertas y ventanas. Si el humo corre hacia un lado y no verticalmente, ahí hay una corriente de aire.

Puedes utilizar cordón de masilla o silicona transparente alrededor de los marcos de puertas y ventanas para sellar cualquier orificio; también es un buen momento para invertir en cortinas dobles o gruesas y evitar que el frío se cuele.

No olvides comprar los guardapolvos para las puertas. Los mejores son aquellos que tienen espuma en la orilla porque sellan perfectamente contra el piso sin maltratarlo.

Asegúrate de que el techo está en buenas condiciones.

Si vives en una casa o en el último piso de un edificio, recuerda que la humedad y el peso de la nieve pueden provocar que parte de él se venga abajo en plena cena de Navidad, y no queremos eso.

En ciudades donde la nieve no es un gran problema como en la costa oeste, las goteras pueden ser un punto de quiebre. Pide a una persona calificada que revise y aplique material impermeabilizante si es necesario, antes de que sea demasiado tardeEl sistema de aire acondicionado.

Sobre todo si se encuentra fuera de casa, límpialo aunque no lo vayas a usar, sobre todo por dentro, porque cualquier material orgánico que quede en el interior, en combinación con la humedad del clima, provocará oxidación.

Es más, si el sistema está afuera o en una ventana, desmóntalo si puedes y guárdalo en casa para alargar su vida útil.

En cuanto a las tuberías y chimeneas.

Es muy importante que drenes las tuberías que quedan al exterior y las cubras con cinta aislante para electricidad y espuma aislante después, así evitarás que se congelen.

Si tienes chimenea, pide a un profesional que la limpie –hazlo ahora antes de que esté lleno de trabajo.

Por último, revisa tu colección de películas, consigue unas buenas cobijas, café y chocolate, para que el tiempo que debas estar en casa, lo disfrutes y no lo sufras.

Para más información visita: www.ready.gov/winter-weather