Al lector:

Dicen que votar no es simple. Que no alcanza con ser ciudadano: es menester registrarse, y hacerlo otra vez cuando se cambia de domicilio.

Que en lugar de un día de fin de semana, se vota los martes, y no es feriado, lo que lo complica para quienes trabajamos durante el día.

Sí, nos han hecho complicado el voto. Y muchas veces, las propagandas, en lugar de aclarar, confunden. Estimulan, no el conocimiento, sino la apatía.

Y las encuestas dicen que muchos ciudadanos que son latinos no votarán mañana, 4 de noviembre, en los comicios nacionales.

Es decir, muchos hispanos que podrían votar no lo harán. Aquí, en Los Angeles, en California. Habiendo muchos que tanto, tanto quisieran votar pero no pueden.

Amigo lector: su voto lo define. Aunque no sea simple, vaya a su centro de votación, y decida por aquellas ideas y personas que lo representan. Si no está seguro, pase al próximo tema. Ahí se le explica.

Haga lo mejor para usted, los suyos y la comunidad inmigrante. Vaya y vote.