Fieles no olvidan el Día de los Muertos

Miles celebran la tradición asistiendo a los cementerios
Fieles  no olvidan  el Día de los Muertos
En Nicaragua, los cementerios se convirtieron en sitios de peregrinación.
Foto: EFE

Los cementerios de Centroamérica acogieron este fin de semana pasado a grandes cantidades de personas que acudieron a visitar las tumbas, a menudo limpiadas para la ocasión y adornadas de flores, de sus familiares y amigos fallecidos, con motivo del Día de los Muertos.

La ocasión sirvió también para honrar póstumamente a personalidades nacionales, como fue el caso de Panamá, donde su presidente, Juan Carlos Varela, aprovechó su visita a un cementerio de la capital para reivindicar al primer presidente de la República panameña y homenajear a los que hicieron posible la independencia del país centroamericano.

Varela participó en una ofrenda floral en el Mausoleo de los Soldados de la Independencia en el cementerio que lleva el nombre del primer presidente de Panamá, Manuel Amador Guerrero, a quien también rindió homenaje con flores.

“En este día presentamos nuestro respeto y agradecimiento a los próceres que forjaron nuestra patria”, escribió el mandatario en su cuenta en la red social Twitter el día previo a la celebración mañana del 111 aniversario de su separación de Colombia, en 1903.

Nicaragua se colmó de flores el sábado y el domingo desde tempranas horas de la mañana, cuando miles de familias acudieron a los cementerios locales también con música, oraciones y muchos recuerdos.

En Guatemala, también se acudió en masa a los cementerios para recordar a los difuntos, a veces al ritmo de los mariachis y otras veces al de las marimbas (xilófonos americanos) apostadas en las entradas de los camposantos, y siempre con fiambre, un platillo gastronómico local de esta época que incluye de todo un poco.

La afluencia a los camposantos fue masiva pese a la lluvia, tanto en la Ciudad de Guatemala como en el interior de la nación, según las autoridades, que desplegaron a 34.000 agentes policiales para dar seguridad.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, asistió al Cementerio General San Lázaro, en la ciudad colonial de Antigua Guatemala, donde reposan los restos de su familia.

La Iglesia católica de El Salvador pidió ayer orar por las víctimas de la “violencia fratricida” y expresó su preocupación por “el desprecio por la vida humana”.

En Honduras, se disparó la demanda de flores tanto en las floristerías formales como en los puestos de venta callejeros a orillas de calles y bulevares en Tegucigalpa y otras ciudades del país.