Brook López regresa y los Nets se imponen al Thunder

El centro del equipo de Brooklyn contribuyó con 18 puntos en la victoria de su equipo en el primer partido en casa en esta temporada
Brook López regresa y los Nets se imponen al Thunder
Perry Jones del Thunder ataca el aro de los Nets.
Foto: EFE

Brooklyn, NY – Más de diez meses después de su último partido, Brook López volvió a jugar un encuentro oficial de NBA y fue clave en la victoria de Brooklyn ante Oklahoma City. El centro de ascendencia cubana, que fue operado la temporada pasada de una fractura en el quinto metatarso del pie derecho, anotó 18 puntos y agarró 6 rebotes con un solo tiro fallado en el triunfo de los Nets sobre los Thunder por 116 a 85.

“No lo puedo decir con palabras. Fue fantástico estar de nuevo ahí fuera. Lo eché de menos durante mucho tiempo”, comentó López en el vestuario. “Fue fácil. Estábamos moviendo la bola tan bien que era complicado no coger el ritmo”.

Un ritmo que permitió a los Nets ganar por tercer año consecutivo su primer partido de temporada en casa, todos desde que se mudaron a Brooklyn.

“Brook estuvo bien. Fue excitante verlo jugar y poner dos tapones”, comentó su entrenador, Lionel Collins.

Antes, fuegos artificiales y una ovación de gala –especialmente a Kevin Garnett-recibieron a los Nets en su primer partido de la temporada como local, lo que también celebró el icónico Empire State Building iluminándose de blanco y negro. Los de Brooklyn se contagiaron del ambiente de fiesta y salieron a la pista del Barclays Center mordiendo desde la primera jugada, un triple de Deron Williams.

El Thunder, a priori candidato al título un año más, es un equipo poco temible sin sus dos estrellas en la cancha, los lesionados Kevin Durant y Russell Westbrook, y ya en el primer cuarto se dejaron aventajar hasta por 16 puntos, una ventaja que no hizo más que crecer el resto del partido.

La defensa de los de Flatbush Avenue no permitía tiros cómodos, algo que sí lograban Joe Johnson (13 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias) y el propio Williams (17 puntos, 9 asistencias), los dos jugadores más en forma de Nets en este inicio de campeonato (2-1). Ninguno de los titulares de Brooklyn lanzó más de 10 tiros a canasta, y ninguno menos de 8. Alan Anderson, saliendo desde la banca, anotó 18 puntos con cuatro triples sin fallo en sólo 16 minutos.

La jugada del partido ocurrió justo antes del descanso. Bojan Bogdanovic cruzó el medio campo pasándose el balón por la espalda para esquivar en carrera a su defensor, pisó la línea de tres puntos y elevó la bola para que Mason Plumlee machacara en alley-oop al mismo tiempo que sonaba la bocina y se encendía el tablero para indicar el final de la primera mitad. El público de Brooklyn enloquecía con sus Nets.

El mexicano Jorge Gutiérrez saltó a la pista con el partido ya decidido a falta de cuatro minutos para el final y anotó 4 puntos en dos lanzamientos de tres intentos. En uno de los fondos, un grupo de aficionados no dejó de cantar “Jorge, Jorge, Jorge” durante esos últimos minutos.

Curiosamente, sus cuatro compañeros en esos momentos finales fueron Sergey Karasev, Bojan Bogdanovic, Andrei Kirilenko y Jerome Jordan, todos extranjeros. Fue la primera vez en la historia de la franquicia en que no había ningún jugador estadounidense en pista.