Inicio más que preocupante para los Lakers

Los angelinos no pueden defender y tienen su inicio más malo desde 1957
Inicio más que preocupante para los Lakers
Kobe Bryant y los Lakers vienen de la peor temporada del equipo en Los Ángeles. ¿Pueden evitar tener una temporada aún peor?
Foto: EFE

Cuando Byron Scott fue introducido como nuevo entrenador de los Lakers, dijo que el equipo, penúltimo de la liga para defender una campaña atrás, iba a jugar defensa.

Son sólo cuatro partidos, pero aquel convincente aviso de Scott rápidamente se ha evaporado, creando dudas sobre si los Lakers pueden evitar una temporada incluso peor que la de 2013-14.

Los Lakers perdieron la noche del sábado por 127-104 en Oakland contra los Warriors para quedar con marca de 0-4, la peor de la liga tras la primera semana. Las cuatro derrotas marcan el peor inicio de campaña para los laguneros desde 1957.

“No (estoy) contento. Pero tampoco hay mucho que puedas hacer. Te tienes que enfocar en el siguiente partido”, dijo Kobe Bryant tras la tormentosa derrota del sábado, en la que él falló 16 de sus 28 tiros de campo.

Los 118 puntos que el equipo de Scott permite por juego le convierten en la peor defensa de la NBA (el segundo peor equipo en puntos recibidos es Brooklyn con 105.5 puntos por partido).

En aquella temporada de 1957, los Lakers de Minneapolis perdieron sus primeros siete partidos. Eventualmente el equipo firmaría la peor temporada de la historia de la franquicia (19-53).

Los Lakers vienen de su peor temporada ya en LA (27-55), y este inicio de 2014 ha sido desalentador.

Primero perdieron en casa contra los Rockets de Dwight Howard por 108-90, partido en el que su gran prospecto Julius Randle se fracturó.

La segunda derrota fue en Phoenix por 20 puntos (119-99). La tercera vino el viernes contra los Clippers, a quienes Scott insistió en descalificar como “rivales” porque no han ganado campeonatos. Pero los Clippers han ganado ocho de los últimos nueve enfrentamientos.

Y luego lo del sábado, cuando los Lakers se vieron incapaces de frenar a una explosiva ofensiva, mientras Bryant, Jeremy Lin y Carlos Boozer se combinaban para 16 de 43 en tiros de campo.

Los Lakers ya están en una posición incómoda.