Muchos candidatos al Super Bowl

Las sorpresas son bienvenidas en una temporada en la que media liga puede aspirar a la gloria
Muchos candidatos al Super Bowl
Colin Kaepernick y sus 49ers ni si quiera tienen récord ganador, pero cuentan con los argumentos para aspirar al Super Bowl.
Foto: EFE

Se antojaba que los Chargers de San Diego, hasta hace algunas semanas uno de los equipos que mejor estaban jugando, podían sufrir en su visita a Miami. Pero era imposible predecir que se llevarían una planchada, incluso quedándose en cero (37-0).

Ese juego sirve para exponer la característica de esta temporada de la NFL, la cual empieza su segunda mitad: hay muchos equipos en ascenso que se pueden poner peligrosos y hay otros que son de por sí fuertes y que no pueden ser descartados a pesar de una o dos semanas de bajo rendimiento.

Esto último lo han demostrado los Steelers de Pittsburgh, que de pronto se calentaron con 94 puntos anotados en ocho días y una defensa que, irónicamente, se ha rejuvenecido gracias al veterano James Harrison.

Y siguiendo con esta misma idea, los Cowboys han entrado en un territorio con nubes que amenazan tormenta, pero si Tony Romo se recupera y habiendo visto el trabajo de esa línea ofensiva y de una defensiva en la que nadie confiaba, ¿quién podría dudar del potencial de Dallas?

Me parece que hay al menos 15 equipos -de los 32 de la liga- que uno, poniéndole un poco de imaginación, puede visualizar llegando hasta el Super Bowl, algunos como candidatos naturales y otros como posibles sorpresas. Son muchos, pero así está pintando la campaña en una liga que se ha ido emparejando más y más.

En la AFC esos candidatos son, no en un orden determinado, Patriots, Dolphins, Bengals, Steelers, Ravens, Colts, Broncos, Chiefs y Chargers.

En la NFC, Eagles, Cowboys, Lions, Packers, Saints, Cardinals, Seahawks y 49ers cuentan con argumentos, más o menos que los demás, pero en todo caso han dado señales.

Si se trata de dar favoritos justo a la mitad de la temporada, me quedo con los Broncos por la AFC, a pesar de la manera en que Nueva Inglaterra los arrolló el domingo. En la NFC todavía creo que los 49ers pueden reagruparse.

Y como una sorpresa especial o “upset special”, ojo con los Dolphins. Los Chargers ya lo saben.