Sigue la música y la esperanza para detenidos por Inmigración

Sigue la  música y la esperanza para detenidos por Inmigración
Los Jornaleros del Norte junto a los Cadetes de Linares amenizaron a los detenidos por Inmigración.
Foto: Archivo

La Coalición Juvenil y la Red Nacional de Jornaleros (NDLON) continuaron ayer su serie de protestas frente al Centro Metropolitano de Detención de Los Ángeles bajo el lema “Con el canto penetramos muros”.

Con el fin de recordar a los detenidos por las autoridades de inmigración, la protesta, que contó con la participación de la banda norteña Los Cadetes de Linares, quiso llevar un mensaje de aliento a los inmigrantes indocumentados y hacerles saber “que no están solos”.

Claudia Bautista, de la sección de Los Ángeles de la NDLON, destacó que el evento busca recordarles a los cerca de 900 detenidos en este centro de Los Ángeles, que no han sido olvidados y que su detención causa un gran dolor no sólo entre sus familiares sino también entre los activistas que los defienden.

“Juntos convertiremos el centro de detención de un lugar que destruye la comunidad a uno que la construye, de un lugar que nos separa a uno que nos une”, señaló la campaña en un mensaje a los detenidos.

En la presentación musical para “derribar muros” los corridos mexicanos de Los Cadetes de Linares estuvieron acompañados por las canciones de Los Jornaleros del Norte, un grupo de música norteña conformado por hispanos integrantes de NDLON

http://www.laopinion.com

La protesta igualmente presentó un altar conmemorativo del recién celebrado Día de los Muertos, donde algunos de los participantes colocaron fotos de familiares y conocidos fallecidos en los centros de detención o en su intento de entrar ilegalmente al país.

El altar también destacó las “tumbas” de algunas medidas calificadas de antiinmigrantes por los activistas como la ley 287g (conocida como Comunidades Seguras) que establece una colaboración entre las autoridades locales y las autoridades de inmigración para deportar indocumentados que han sido condenados por delitos graves.

La protesta también criticó “el número récord de deportaciones” bajo la presidencia de Barack Obama, “que ya sobrepasó los 2 millones de personas.”

No obstante, organizaciones a favor del control de la inmigración ilegal como el Centro para los Estudios de Inmigración, alegan que la administración actual está inflando las cifras.

Según los críticos, también se están contabilizando como deportados a aquellas personas detenidas en la frontera tratando de entrar ilegalmente al país que son devueltas inmediatamente a México, algo que no era considerado como una deportación por administraciones anteriores.

Si no se incluyen las personas deportadas en la frontera que no han vivido en el país, durante la administración la Obama el número de deportados que residían en Estados Unidos se ha reducido gradualmente, habiendo disminuido más del 40 % desde el 2009, aseguró el centro.