Votantes de Los Ángeles eligen nuevo Sheriff y supervisor

McDonnell y Tanaka buscan reemplazar a Lee Baca, quien se retiró por el escándalo de brutalidad en el trato a los presos
Votantes de Los Ángeles eligen nuevo Sheriff y supervisor
McDonell obtuvo el 49.15% de los votos y Tanaka el 14.74%, de acuerdo al conteo preliminar del Secretario del Condado.
Foto: Ciro César / La Opinión

@aracelimartinez

Votantes del condado de Los Ángeles tendrán que decidir quién será su nuevo Sheriff, así como al reemplazante del supervisor Zev Yaroslavsky, cuyo distrito abarca desde Santa Monica hasta el oeste del Valle de San Fernando.

Para Sheriff tendrán que escoger entre el jefe de la Policía de Long Beach, Jim McDonnell y el alcalde de Gardena, Paul Tanaka.

Debido al abrumador triunfo de McDonnell en la elección primaria de junio, es fácil prever que éste será el próximo jefe del departamento del Sheriff más grande de la nación y el primero fuera del departamento del Sheriff en ocupar el cargo.

McDonnell y Tanaka buscan reemplazar al Sheriff Lee Baca quien se retiró súbitamente en enero pasado después del escándalo suscitado por la brutalidad en el trato a los presos en la cárcel del condado y por cuestionables prácticas de contratación.

A petición de Baca, Tanaka se retiró también del Departamento del Sheriff en medio de preocupaciones por la violencia en la cárcel y su favoritismo administrativo. En corte, recién admitió que es objeto de una investigación federal por obstruir la justicia.


Lee también:

Cinco políticos latinos para seguir de cerca

¿La primera congresista nacida en Centroamérica?

Obama se juega su liderazgo en estas elecciones

Pronósticos tiñen el mapa electoral de ‘rojo republicano


También está en contienda el cargo por el distrito 3 de la Junta de Supervisores, que abarca el oeste de la ciudad, Beverly Hills, Agoura Hills, Pacific Palisades, Venice, Los Feliz y gran parte del Valle de San Fernando, con una población de aproximadamente dos millones.

El puesto lo disputan en una cerrada campaña la exsenadora estatal Sheila Kuehl y el exalcalde de Santa Monica Bobby Shriver.

Kuehl de 73 años, el primer miembro gay que tuvo la legislatura estatal, tiene el apoyo del partido demócrata, y congresistas de dicha agrupación política. Promete reformar el sistema de hogares de crianza, el transporte y salud para todos.

Bobby Shriver, de 60 años, sobrino del expresidente John F. Kennedy promete hacer el gobierno más accesible a la gente, terminar la línea del metro hacia el oeste de la ciudad y conectar el aeropuerto de la ciudad al transporte público.