Mexicana víctima de violencia doméstica recibe la Visa U

El marido de Laura Salgado la maltrataba y amenazaba con denunciarla para que la deportaran
Mexicana víctima de violencia doméstica recibe la Visa U
Laura Salgado dice que sufrió violencia doméstica con su pareja.
Foto: Aurelia Ventura

@MarveliaAlpizar

Laura Salgado pensó que su vida iba a estar dedicada a aguantar los malos tratos que le daba su esposo, al igual como lo había padecido su madre.

“Mi madre también sufrió violencia doméstica con mi padrastro”, dijo Salgado, de 30 años y madre de tres hijos. “Salí de mi casa huyendo de todo eso porque encontré a esta persona con quien pensé estaría mejor, pero fue peor”, añadió.

A los catorce años, Salgado conoció a su esposo y se casó con él dos años después, cuando salió embarazada de su primer hijo.

Ella cuenta que su esposo le hizo la vida imposible desde un principio, porque era muy celoso y posesivo. La situación empeoró cuando perdió su trabajo y comenzó a usar drogas.

Allí comenzó la violencia física.

“Llegaba a la casa y me tiraba todo al piso, porque decía que tenía un amante escondido en la casa. No dejaba que mi familia se acercara”, dijo Salgado. “Llegó incluso a colocar madera en las ventanas para que nadie se acercara”, añadió. Su esposo incluso la amenazó con denunciarla con inmigración para que la deportaran.

Salgado llegó de México a los EEUU a los 2 años y desde entonces vivió en el país de manera indocumentada.

Aunque había llamado varias veces a la Policía, siempre regresaba con su esposo porque no tenía donde ir. Hasta que un día, después de una golpiza en la que casi la ahorca frente a sus hijos, decidió dejarlo.

Salgado huyó con sus tres hijos y estuvo en tres refugios antes de enterarse que era elegible para una Visa U, debido a su situación de violencia doméstica.

“La Visa U ofrece un amparo inmigratorio para personas que han sido víctimas de delitos dentro de Estados Unidos”, dijo la abogada Marta Canossa, de la firma Ortega, Canossa y Asociados, PLC. “La ley facilita un permiso de trabajo y la autorización de vivir legalmente en Estados Unidos”.

Destacó la abogada Canossa que además de las personas que han sufrido violencia doméstica, las víctimas de asalto y robo a mano armada pueden acogerse bajo este programa. También se extiende a los familiares de las víctimas e incluso a los hijos que se encuentran en el extranjero. El beneficiario puede solicitar su residencia permanente después de tres años.

A través del Consulado de México en Los Ángeles y Rainbow Services, que le dieron refugio en San Pedro, Salgado pudo arreglar su situación migratoria. Hoy solo desea seguir adelante con su negocio de limpieza de casas y ser una mujer independiente por el bien de sus hijos, de 13, 11 y 10 años.