Debaten en Puerto Rico el futuro del Partido Demócrata de NY

Funcionarios neoyorquinos visitan la isla para participar de la conferencia anual Somos el Futuro
Sigue a La Opinión en Facebook
Debaten en Puerto Rico el futuro del Partido Demócrata de NY
Mark-Viverito se encuentra en Puerto Rico para asistir a la conferencia anual Somos el Futuro.
Foto: Archivo

Un año atrás, el entonces vicecomisionado del NYPD, Rafael Piñeiro, y la concejal Melissa Mark-Viverito viajaron a Puerto Rico para asistir a la conferencia anual Somos el Futuro. El policía buscaba apoyos para el puesto de comisionado y la dirigente boricua para el de presidenta del Concejo Municipal. Piñeiro no logró concretar sus aspiraciones; Mark Viverito sí, gracias en parte a los acuerdos labrados durante este evento, el informal encuentro cumbre en donde se discuten las estrategias del partido demócrata de Nueva York para el año entrante.

Este año, las discusiones se concentrarán en el análisis de la derrota del partido de gobierno en las elecciones del martes pasado. “La gran pregunta será cómo gobernar el estado con una Legislatura controlada ahora por los republicanos”, señaló el analista político e investigador del Centro de Estudios Puertorriqueños, Carlos Vargas Ramos. También se tocarán otros temas, como la crisis económica de Puerto Rico.

El post mortem electoral no será nada alentador para los demócratas. El gobernador Andrew Cuomo puede usar el control republicano a su favor para proyectarse como un líder capaz de gobernar con adversarios, pero el panorama es muy distinto para el alcalde Bill De Blasio, cuya agenda depende de la aprobación de la Legislatura estatal. Los candidatos republicanos hicieron campaña atacando a De Blasio y su plan progresista. Tres senadores demócratas del norte del estado fueron así desbancados por republicanos, que de esta forma consolidaron el control de su partido en la cámara alta.

“Los neoyorquinos han elegido equilibrio y bipartidismo en lugar de un gobierno estatal compuesto por demócratas de la Ciudad de Nueva York”, dijo el senador estatal republicano Dean Skelos esta semana.

De Blasio trató de minimizar la situación, este miércoles, mencionando que seguirá procurando el alza del salario mínimo, más fondos para la educación y el Dream Act. “No creo que haya sido así”, contestó en una rueda de prensa cuando se le preguntó sobre si los republicanos habían ganado el Senado gracias a un repudio de sus políticas. “Los republicanos van a tener que pensar largo y tendido acerca de cómo comportarse en temas como el salario mínimo. Vamos a seguir adelante con la misma agenda que animó esta coalición”.

El senador José Peralta, patrocinador del Dream Act, dijo este jueves, antes de viajar a la isla, que el encuentro servirá para planificar nuevas estrategias para su legislación. “A pesar de los resultados del martes, seguimos contando con 30 votos a favor, igual que el año pasado, cuando sólo nos faltaron dos para ganar la aprobación. Seguimos cerca y además contamos con el apoyo del gobernador”, agregó.

De Blasio y Mark Viverito también viajaron Puerto Rico ayer para reunirse con demás legisladores neoyorquinos.

El gran ausente, al igual que el año pasado, es el gobernador Andrew Cuomo, quien fue electo este martes con abrumador apoyo de la comunidad latina. Cuomo visitó la isla justo antes de las elecciones. En su lugar, irá la nueva vicegobernadora Kathy Hochul.

La jornada anual cumple 25 años de ser organizada por legisladores puertorriqueños de la ciudad.

Una encuesta del Nuevo Día encontró que la proporción de puertorriqueños con probabilidad de irse de la isla aumentó de un 27 a un 34%. La probabilidad es aún mayor entre jóvenes.

Se estima que si ese éxodo es un hecho, Puerto Rico podría perder hasta un millón de habitantes en los próximos cuatro años.