Jennifer Aniston, ¿una adicta al sexo, en recuperación?

La actriz se pone nuevamente en la piel de la odontóloga acosadora en la cinta 'Horrible Bosses 2'
Jennifer Aniston, ¿una adicta al sexo, en recuperación?
La cinta tiene planeado estrenarse en Estados Unidos el 26 de noviembre.
Foto: EFE

Estamos acostumbrados a ver a Jennifer Aniston buena y romántica, pero con el film Horrible Bosses ella intentó alejarse de ese estereotipo hollywoodense y ponerse en la piel de una horrible jefa, psicópata sexual, que gusta de acosar de su empleado en el consultorio que comparten. Este papel llamó mucho la atención de sus seguidores [digamos, que no es que merezca un Óscar, pero la corrió de su lugar de confort]. ¡Bien por Jenni!

Al film le fue bien en la taquilla y los productores apostaron por una nueva secuela, en donde Aniston vuelve a ponerse en la ultra sexy odontóloga Julia Harris, quien en esta nueva producción está siguiendo un programa para recuperarse de su adicción sexual. Algunas confusiones mediante la harán toparse con uno de los tres protagonistas de esta película, Jason Bateman, Jason Sudeikis y Charlie Day. ¿Con ganas de verla? La cinta tiene planeado estrenarse en Estados Unidos el 26 de noviembre.

Jennifer Aniston se niega a usar botox

Las actrices recurren a diversos procedimientos para conservar su belleza y no perder la vigencia de su nombre entre los espectadores, sin embargo Jennifer Aniston ha declarado que no tocaría su rostro con alguna cirugía.

En entrevista para el portal del ‘Huffington Post‘, la ex de Brad Pitt aseveró que a sus 45 años de edad se siente cómoda con su figura, aunque señaló que conforme los años pasan, le ha costado más trabajo perder los kilitos de más.

Con relación a las cirugías estéticas e inyecciones de Botox, que son frecuentadas por la mayoría de las famosas, Jennifer habló claro: “Estoy agradecida de aprender de sus errores, porque no me estoy inyectando mier** en mi rostro”. Como informó DiarioBasta.com