La incubadora inflable que puede salvar vidas en el mundo en desarrollo

Su creador, ganador del premio Dyson de ingeniería, se inspiró viendo un documental de la BBC. La incubadora costaría apenas US$400 y espera poder ayudar a los bebés prematuros en campos de refugiados como los de Siria.
La incubadora inflable que puede salvar vidas en el mundo en desarrollo
Incubadora inflable Mom, ganadora de l premio James Dyson de ingeniería 2014

Una incubadora inflable para bebés prematuros acaba de ganar el premio internacional de ingeniería James Dyson 2014.

El inventor del proyecto, James Roberts, un recién graduado de la universidad inglesa de Loughborough, espera que el producto final sea utilizado en el mundo en desarrollo.

Su incubadora, llamada Mom, costará mucho menos que las alternativas más comunes.

El premio, de unos US$50.000, le servirá para seguir trabajando en la máquina, que espera poder sacar al mercado para 2017.

Roberts dijo que empezó a trabajar en la incubadora como parte de un proyecto final de carrera, inspirado por un documental de la BBC.

“Estaba viendo un programa de Panorama de la BBC sobre refugiados sirios y había un segmento sobre el gran número de muertes de bebés prematuros a causa de las presiones de la guerra y específicamente mencionaban la falta de incubadoras que hay allí y de la infraestructura necesaria para mantenerlas”, relató.

“Pensé que tenía que haber una manera de resolverlo”, dijo.

La incubadora está diseñada para ser enviada en cajas que ocupan poco espacio y para ser armada en el lugar de destino.

El modelo incluye una plancha de plástico que tiene paneles transparentes a los costados que son inflados manualmente y después calentados por un elemento cerámico.

Esos paneles envuelven el interior de la unidad para mantener al bebé caliente.

“Una vez abierta no se puede cerrar sobre el niño y mantiene su forma”, enfatizó su creador.

Una computadora Arduino, de código abierto, es utilizada para mantener la temperatura estable, controlar la humidificación, manejar una alarma de sonido y operar la lámpara de fototerapia, que puede ser utilizada para tratar la ictericia.

Los componentes electrónicos están diseñados para consumir el mínimo de energía y pueden funcionar con la batería de un carro durante más de 24 horas cuando no hay electricidad.

El diseño modular de la incubadora también permite el remplazo de una de las partes dañadas sin afectar al resto de la unidad.

Una vez que el bebé deja la incubadora el plástico sobre el que se apoya el bebé puede ser esterilizado y la unidad puede volver a doblarse para ser utilizada en otro lugar.

“Normalmente cuesta mucho enviar las incubadoras normales a cualquier lugar porque hacen falta cajas enormes para transportarlas”, dijo Roberts.

“Esta puede ir en los paquetes de ayuda que ya se están enviando a los campos de refugiados”, destacó el joven diseñador.

Según Roberts producir su prototipo de incubadora costaría alrededor de US$400 y prestaría un nivel de servicios similar al que ofrecen los sistemas actuales, que cuestan en torno a los US$50.000.

El diseño de Mom fue alabado por uno de los expertos de neonatos líderes del Reino Unido.

“En situaciones de pocos recursos, el frío es uno de los factores que más muertes causan entre los bebés que son un poco prematuros”, dijo el doctor Martin Ward Platt, pediatra consultor en el Royal Victoria Infirmary de Newcastle.

“Sólo lograr mantener un ambiente estable y bueno ya tiene una importancia enorme”, valoró.

“No hay que olvidar que gran parte de eso se puede conseguir simplemente manteniendo al bebé en contacto con el cuerpo de la madre. Pero por una variedad de motivos eso no siempre es posible, particularmente si la madre también está enferma”, comentó.

“Y en un campo de refugiados, donde puede ser necesario separar a la madre del bebé, esto supone una solución barata y elegante”.

Según explicó el doctor Platt, las incubadoras tradicionales de hospital cuestan mucho más dinero que la Mom porque están diseñadas para ayudar a bebés muy prematuros, que pueden llegar a pesar hasta una séptima parte de lo que sería el peso normal de un recién nacido.

En esos casos se necesita un cuidado intensivo en la incubadora durante semanas o incluso meses, para lo cual Mom no está concebida.

Pero la incubadora inflable tiene todo el sentido para “hacer las cosas más básicas muy bien” y en situaciones en las que el equipo caro no está disponible.

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de

@un_mundo_feliz