Primer choque de egos en los Cavaliers

Crisis en Cleveland: LeBron James señala a Kyrie Irving y el coach Blatt es cuestionado
Sigue a La Opinión en Facebook
Primer choque de egos en los Cavaliers
Al 'rey' le asiste la razón.
Foto: Getty Images

Houston.- La luna de miel dentro de los nuevos Cavaliers de Cleveland con el regreso de la estrella LeBron James no llegó ni a comenzar después de que el base Kyrie Irving ha generado la primera crisis debido a su estilo individualista que desarrolla cuando está en el campo.

El mejor jugador del pasado Mundobasket ha vuelto esta temporada a la NBA en plan estrella y con la mentalidad que él debe ser la primera opción ofensiva de los Cavaliers y olvidarse por completo de la responsabilidad de dirigir y distribuir el juego al resto de los compañeros como base titular.

Su actitud ya ha sido señalada de forma inequívoca por parte del ‘Rey’ James y como resultado llegó el primer enfrentamiento dialéctico entre ambos jugadores el pasado martes cuando los Cavaliers cayeron en Portland ante los Trail Blazers por 101-82.

De acuerdo a varios testigos que estuvieron en el vestuario de los Cavaliers, James, que había anotado sólo 11 puntos, entró furioso y de inmediato se dirigió a Irving para decirle que esa no era la manera que tenía que jugar en el campo.

El base titular de los Cavaliers le respondió y se marchó del vestuario antes que el resto de los compañeros, sin que hablase con los periodistas.

La pasada noche, los Cavaliers también perdieron frente a los Jazz de Utah (102-100) y la historia se repitió con Irving que anotó 34 puntos y James llegó a los 31, pero el equipo sólo generó seis asistencias, que empató la peor marca de su historia.

“Con este tipo de juego y dando sólo seis asistencias es imposible ganar los partidos“, declaró James al concluir el partido y aunque no se dirigió por el nombre a Irving lo señaló de nuevo y más cuando no dio un pase de anotación a sus compañeros. “Tenemos que ayudarnos unos a otros”.

Irving lleva nada menos que 36 tiros a canasta desde que diese la última asistencia a un compañero y desde que comenzó la temporada su promedio de asistencias es de 3,8, algo que preocupa sobremanera a los técnicos de los Cavaliers.

El resultado del juego individualista de Irving ha quedado reflejado en la marca perdedora de 1-3 que tienen los Cavaliers en los cuatro partidos disputados, algo que no ha sentado bien a James, que también manifestó que dentro del equipo hay “ciertos vicios de juego que tenemos que eliminar“.

Los Cavaliers no circulan bien el balón con Irving en la dirección del juego y el entrenador novato David Blatt se ha convertido también en el centro de atención y de crítica al no demostrar, hasta ahora, ningún tipo de autoridad o de definición de lo que cada jugador tiene que hacer en el campo.

Blatt, al igual que James, con diplomacia alabaron ante los periodistas la aportación encestadora que Irving tuvo en el partido ante los Jazz, pero en el interior del equipo son conscientes de que ya se vive el primer choque de “egos” dentro de la plantilla con un joven de apenas 22 años, de protagonista inesperado.