Promueven el amor por la lectura entre los niños

Concejal de Los Ángeles lanza campaña y abastece pequeñas bibliotecas
Promueven el amor por la lectura entre los niños
La concejal Nury Martínez (centro) colectará este mes libros para los programas de pequeñas bibliotecas del LAPD.
Foto: Suministrada

@aracelimartinez

Por unos minutos, Nury Martínez abandonó sus labores como concejal de Los Ángeles para ponerse a leer historias a un grupo de niños en la rotonda del Ayuntamiento de Los Ángeles.

Con esta lectura para los niños del Centro de Desarrollo Infantil Joy Picus, Martínez puso en marcha la campaña “Amor por la lectura”.

Durante este mes, la concejal colectará libros nuevos y usados en botes que colocará en las oficinas de los concejales, el edificio del Ayuntamiento y en sus oficinas en Van Nuys y Sun Valley.

Los libros recopilados los entregará al Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) para abastecer el programa de pequeñas bibliotecas que ha lanzado la corporación policial.

“Quiero motivar a las familias que viven en las comunidades de bajos ingresos a hacer de los libros parte de sus vidas”, dijo Martínez.

“Desafortunadamente, las comunidades como las mías, están en forma desproporcionada afectadas por una disparidad en el aprendizaje, pero esta campaña no solo llevará libros a las pequeñas bibliotecas sino que fomentará el amor por la lectura entre las familias locales”, añadió.

La oficial de la Policía de Los Ángeles, Heidi Stoecklein comentó que la campaña de la concejal aumenta el número de libros para su colección, “Cada semana se prestan en las pequeña bibliotecas 2,400 libros“, aclaró.

El año pasado, LAPD abrió 17 pequeñas bibliotecas en sus estaciones.

Las pequeñas bibliotecas permiten a los niños cuyos padres visitan las estaciones LAPD llevarse libros prestados a su casa.

Este programa en especialmente útil en los vecindarios de bajos ingresos. Los estudios han demostrado que para cuando los niños de estos barrios comienzan el kinder, están un año atrás de los estándares nacionales en cuanto a su capacidad para la lectura. A medida que crecen, la desigualdad académica se hace más grande.

Durante el año escolar 2010-11, solo el 60.6% de los estudiantes de bajos ingresos se graduaron de las secundarias de LAUSD.

Además de este esfuerzo, Martínez recién presentó una moción para establecer el programa piloto “Aprende y Juega” que ayudará a equipar las bibliotecas locales con recursos para que los padres integren la lectura en el tiempo familiar, lo que ayudará a sus niños a comenzar listos para leer y aprender.