Test: ¿Te mueve la envidia?

Responde honestamente y reconoce qué tan envidiosa puedes ser
Test: ¿Te mueve la envidia?
La envidia es una emoción difícil de reconocer.
Foto: Shutterstock

Ser testigo del éxito o de la felicidad de otros es una experiencia digna de celebrarse, pero en muchos casos se convierte en un motivo de envidia. ¿Qué tan envidiosa eres? Contesta este test y entérate.

1.- Un compañero, con quien además compartes amistad, dará un curso sobre su especialización en otra empresa, tú:

a) Celebras con él y tratas de obtener toda la información posible acerca de su logro, para que tú también busques una oportunidad.

b) Comentas que no entiendes por qué decidieron contratarlo, si ni es tan bueno.

c) Reúnes pruebas y corres a advertir a tu jefe, pues es una deslealtad a la empresa.

2.- Cambiarás tu auto y necesitas ganar más dinero. Sabes que una chica en la empresa se encarga de manejar la comunicación en redes sociales y obtiene un ingreso extra, tú:

a) Revisas escrupulosamente estos medios buscando errores, mismos que le señalas enfrente de su superior con la intención de que le quiten el proyecto y te lo den a ti.

b) Piensas que esa oportunidad la obtuvo porque tiene alguna relación personal con su jefe y dejas correr el rumor.

c) ¡La chantajeas! Le dices que su trabajo está mal hecho y que la vas a ayudar para que no la corran, pero tendrá que darte un porcentaje de sus ganancias.

3.- ¿Qué reacción tienen tus amigos o compañeros cada vez que hablan de temas privados y tú te acercas?

a) Percibes intercambios de miradas y que empiezan a hablar de cosas triviales.

b) Todos te hablan de ‘dientes para afuera’, la realidad es que si pueden evitarte, lo hacen.

c) Tienes tan mala reputación que todo mundo opta por no tener contacto contigo.

4.- Cada vez que percibes que a alguien le va mucho mejor que a ti, ¿qué piensas?

a) Está bien que la vida le sonría, pero sería mejor si a todos nos tratara igual.

b) Seguro está haciendo algo indebido porque no es normal que todo se le dé tan fácil.

c) Que haré todo lo que pueda para que su mundo de ilusión termine y sepa lo que es la realidad.

5.- Uno de tus amigos logra hacer un viaje importante para él, cuando te lo comparte, ¿qué sientes?

a) Coraje, me preocupa que todos logren cosas menos yo. Siento que no avanzo.

b) Indiferencia, no es nada extraordinario su logro.

c) Rabia. Para compensar digo o hago algo que le lastime profundamente.

En las tonalidades de verde envidia, la tuya es tenue, pero no por ello menos preocupante. Compararte con los demás equivale a aniquilar lo que eres y lo que realmente anhelas en la vida. Valora tus cualidades y lo que posees en todos los sentidos, ocúpate de ti y verás qué fácil es compartir el bienestar de los otros.

¿Verde bandera? Sí. Una cosa es el pecadillo de sentir envidia por alguien que tiene un cabello hermoso, a tomar las tijeras y cortarle un mechón. Es urgente que empieces a trabajar en tu autoestima y saber qué es lo que te mueve a actuar en contra de otros, porque al final del día tú saldrás más perjudicada que nadie. Recuerda que la felicidad no se puede edificar en la desgracia ajena, así que empieza a estructurar un cambio en tu forma de ser.

Lo tuyo es el verde esmeralda. Eres la envidia declarada y tienes que hacer algo al respecto antes de que continúes haciéndote más daño y arriesgando tus relaciones humanas. Sentir rabia cuando se manifiestan eventos positivos es una gran llamada de alerta. La recomendación para ti es buscar el apoyo de un especialista que te ayude a entender el origen de tus sentimientos para que puedas cambiarlos e impactar así en la manera en que te desenvuelves en la vida.

Colaboración de Fundación Teletón México

“Los sueños se cristalizan con esfuerzo”

Bojorge@teleton.org.mx