Latinos los más expuestos a vivir en áreas contaminadas

En el Condado de Los Ángeles, un 67% de las personas que tienen su hogar a un cuarto de milla (400 metros) de uno de esos pozos son latinas

Latinos los más expuestos a vivir en áreas contaminadas
Los niños latinos en Wilimington juegan con un paisaje rodeado de refinerías petroleras.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion
Regreso a Clases

La comunidad latina es la que está mas expuesta a sufrir las consecuencias de la contaminación que generan las explotaciones de petróleo y gas en California, según un informe publicado por el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC).

El documento “Perforando en California: ¿Quién está en riesgo?” indica que 5.4 millones de residentes en este estado (un 14% del total) viven en un radio de una milla de un pozo de hidrocarburos, un 45% de ellos son latinos, un 31% son de origen caucásico, un 13% tiene raíces asiáticas y un 8% son afroamericanos.

Si se reduce el radio a menos de una milla (1.5 kilómetros), el predominio de hispanos es incluso mayor, un 69% de los habitantes pertenecen a esa comunidad, frente a un 11% de asiáticos, un 10% de afroamericanos y un 8% de blancos caucásicos.

La mayoría de los pozos nuevos y los que ya están operativos se concentran en los condados de Kern y Los Ángeles, detalla NRDC.

En el Condado de Los Ángeles, un 67% de las personas que tienen su hogar a un cuarto de milla (400 metros) de uno de esos pozos son latinas.

En opinión de NRDC, con la reciente aprobación de la fracturación hidráulica (fracking), los niveles de contaminación en los condados de Ventura, Monterey, Fresno y Santa Bárbara se verían afectados.

“Por mucho tiempo, las comunidades de color en California han servido como vertederos de la contaminación industrial y nuestro análisis demuestra que la fracturación hidráulica incrementará esta carga tóxica”, dijo Miriam Rotkin-Ellman, científica de NRDC.

El estudio alerta de problemas para la salud asociados con las explotaciones de yacimientos de petróleo y gas, tales como la contaminación del aire, de los acuíferos y el suelo por culpa de los vertidos, así como la contaminación acústica y umí ica, los accidentes de tráfico por alto tránsito de vehículos pesados y movimientos sísmicos.

Las comunidades más contaminadas sufren, según el informe, los índices más altos de enfermedades que se agudizan por la mala calidad del aire, como el asma, y se exponen a desarrollar con más probabilidad problemas respiratorios y neurológicos si aumenta el uso de la técnica de fractura hidráulica.

El estudio cita igualmente como consecuencias del incremento de la contaminación los defectos de nacimiento y el cáncer.