Padres de estudiantes desaparecidos van a México D.F.

Exigen justicia por el caso de Ayotzinapa que ha indignado a todos los mexicanos y el resto del mundo
Padres de estudiantes desaparecidos van a México D.F.
El Gobierno mexicano ha censurado la violencia y la ha desvinculado de las genuinas expresiones de dolor por la desaparición de los jóvenes
Foto: EFE

Familiares y compañeros de 43 estudiantes mexicanos desaparecidos en Iguala llegaron hoy a Oaxaca en su camino a Ciudad de México para un multitudinario acto de protesta y demanda de justicia este jueves, aniversario de la Revolución Mexicana.

Los familiares llegaron esta madrugada en tres autobuses a Oaxaca, capital del estado homónimo en el sur de México, procedentes de Tuxtla Gutiérrez, en el estado sudoriental de Chiapas, donde ayer se manifestaron con apoyo de organizaciones sociales.

En Oaxaca realizaron una marcha acompañados por alumnos de las escuelas de magisterio del estado e integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que tiene en ese estado su principal bastión, y que registró nuevos incidentes.

Participantes de la marcha arrojaron artefactos incendiarios a las oficinas del Partido Revolucionario Institucional (PRI, en el poder federal) con un saldo provisional de dos heridos, entre ellos un fotógrafo que cubría la movilización.

La CNTE tiene ocupado desde hace cuatro meses el Zócalo (plaza principal) de Oaxaca para presionar al Gobierno estatal contra la aplicación de la reforma educativa promulgada en 2013 por el presidente Enrique Peña Nieto, que establece un sistema de evaluación para la asignación de plazas docentes.

Esa agrupación, facción disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), ha encabezado desde el año pasado las protestas contra la reforma educativa y en días recientes se ha sumado a las manifestaciones por la desaparición de los estudiantes.

Los familiares que hoy llegaron a Oaxaca partieron el jueves pasado de Tixtla, en el estado sureño de Guerrero, donde se encuentra la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, a la que pertenecen los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre a manos de policías y miembros del crimen organizado.

Desde Oaxaca se dirigirán a los estados centrales de Morelos y Tlaxcala para finalmente converger con otros dos contingentes en el Zócalo de Ciudad de México el 20 de noviembre, cuando se conmemora la Revolución Mexicana de 1910, en un masivo acto en demanda de justicia.

Otro de los grupos recorre los estados del norte del país y un tercero visita diversos municipios de Guerrero.

Lee también:


Una niña de 11 años recopila firmas pidiendo la renuncia de Peña Nieto

Peña Nieto advierte que hará uso de la fuerza ante actos violentos

Elena Poniatowska: “La democracia en México ha fallado totalmente”

Guerrero: Violencia y protestas crean su ‘peor inestabilidad económica’


Como ocurrió hoy en Oaxaca, sus actos para sensibilizar a la población nacional en torno a lo ocurrido el 26 de septiembre en el municipio de Iguala se han visto empañadas por actos de violencia por parte de diversos grupos.

El viernes pasado alrededor de 50 egresados de escuelas para maestros se apoderaron de camiones de empresas de alimentos en Chilpancingo, la capital de Guerrero, y sustrajeron la mercancía para repartirla entre personas que se encontraban cerca.

También miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), agrupación afín a la CNTE y que también se opone a la reforma educativa, incendiaron la semana pasada el Congreso estatal y atacaron las oficinas del PRI en Chilpancingo.

En otras partes de México se registraron el sábado acciones violentas en el marco de las protestas por la desaparición de los estudiantes, como los ataques a las sedes de diversos partidos políticos en el suroccidental estado de Michoacán y el oriental Veracruz.

El Gobierno mexicano ha censurado la violencia y la ha desvinculado de las genuinas expresiones de dolor por la desaparición de los jóvenes.

“Queremos convocar a los grupos (que han incurrido en actos violentos) al orden y a no hacer de este momento de pena y dolor por el que pasan padres de familia una bandera de otras causas, una bandera que concite a la violencia y al desorden”, dijo Peña Nieto la noche del sábado a su llegada de su gira por China y Australia.

El secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio, sostuvo recientemente que el Gobierno ha privilegiado el diálogo, pero advirtió que “también éste tiene una tolerancia y esa es cuando se afectan los derechos de otros”.