Pastor alemán muerde su propia pata para liberarse

El pastor alemán se recupera en un centro de atención para mascotas en Mission Viejo
Pastor alemán muerde su propia pata para liberarse
Rocky, de solo 10 meses de edad, parece haberse comido parte de su pata para liberarse del encadenamiento.
Foto: Coastal German Shepherd Rescue

Un pastor alemán de apenas 10 meses de edad perdió una de sus piernas traseras después de morder y comerse su pata para liberarse de las cadenas que le impusieron sus dueños.

Cuando los dueños del can del condado de Orange lo entregaron al refugio de animales el sábado pasado, ellos dijeron no saber qué le había pasado a su pierna, informado al voluntario que parecía que se había comido su pata.

Sin embargo, después de ser trasladado y examinado por un veterinario del Centro de Cuidado de Mascotas Alicia en la ciudad de Mission Viejo, pudo determinar que el perro había estado encadenado, por largos periodos. El encadenamiento de su pata era tan doloroso que el perro tuvo que morder parte de su pata para liberarse.

En consecuencia, las infecciones que obtuvo el can por morderse la pata resultaron severos y tuvo que perder la pierna completa.

Previo a la cirugía que amputaría su pierna, el centro acudió a las redes sociales para recaudar fondos y ayudar en la recuperación del cachorro. Tras el éxito en donaciones y la realización de la cirugía, por medio de su cuenta de Facebook, el centro informó a los donantes que Rocky se encontraba mucho mejor.

También le repararon una hernia y fue castrado.

Pese a solo poder andar en tres patas, el pastor alemán parece estar más contento que nunca bajo el cuidado de personal del Centro Alicia, indicó el centro en su sitio web.

El Servicio de Control de Animales del Condado ahora investiga el caso, ya que es ilegal en el estado de California mantener a un perro encadenado por más de 24 horas.