Millones sin fiscalizar en los peajes tomados

Manifestantes en Guerrero cobran "para recuperar lo que el gobierno les ha quitado"

Los peajes en la carretera de acceso al balneario de Acapulco han sido blanco de  manifestantes y también de  ladrones..
Los peajes en la carretera de acceso al balneario de Acapulco han sido blanco de manifestantes y también de ladrones..
Foto: EFE

México

Desde la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, la Asamblea Nacional Popular —que integran profesores y estudiantes— reconoce que se ha hecho 10 veces del control de la caseta de cobro Palo Alto, en la Autopista del Sol entre Chilpancingo, la capital de Guerrero, y el puerto de Acapulco.

Cobran 50 pesos por dejar pasar a los cerca de 20,000 automovilistas que diariamente utilizan esta carretera (según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes) por lo que en un día pueden llegar a acumular alrededor de $83,000 dólares. Casi un millón de dólares en10 días; sin fiscalizar.

Margarita Nava, vocera de la Coordinadora de Trabajadores de la Educación de Guerrero, la organización que encabeza la toma de las garitas, afirma que hay una Comisión de Finanzas que transparenta el uso de los recursos para el movimiento.

“Lo hacemos también como una medida de presión y una forma de recuperar algo de lo mucho que nos ha quitado el gobierno como patrón de este país”, explica.

Aclara también que el caos que han generado las protestas, provocado que algunos “grupos de rapiña” imiten las acciones de su organización.

“Grupos de 10 o 20 personas llegan a tomar las casetas para robar el dinero, pero no son parte del movimiento y por eso pareciera que nos tomamos las casetas casi todos los días”, afirma

“También hay otras organizaciones civiles que lo hacen por otras causas”