5 razones para adoptar un pavo (y evitar comértelo)

5 razones para adoptar un pavo (y evitar comértelo)
¿No te gustaría probar este año un Thanksgiving sin pavo?

Un pavo puede ser tan inteligente y cariñoso como un perro. ¿Lo habrías imaginado al ver su cadáver en tu congelador? Las organizaciones proanimales calculan que durante Thanksgiving se matan más de 46 millones de pavos que serán el plato principal de una cena que celebra el amor y la unión, en la que se agradecen los favores con los que se cuentan. Suena paradójico.

Desde hace 29 años, la organización Farm Sanctuary realiza el programa Adopt A Turkey Project, con el que por una donación de $30 puedes patrocinar a uno de los pavos rescatados que viven en los santuarios de la organización en Nueva York y California.pavo amistoso

Además de ofrecer una nueva oportunidad de vida a estas aves rescatadas de granjas o tiendas de animales, Farm Sanctuary realiza campañas para concientizar a la sociedad sobre el valor de los pavos como animales sensibles que, al igual que otras especies, sufren abusos inimaginables en granjas de producción para consumo humano.

Si te gustan los animales, es probable que los siguientes datos poco sabidos sobre los pavos cambien tu manera de ver a estas aves, e incluso tu manera de ver la cena de Thanksgiving… y si no, al menos lo intentamos:

pavo en refugio

1. Los pavos son amigables con los humanos. Al visitar un santuario como Farm Sanctuary es posible que incluso alguno de los animales intente jugar con tu cabello.

2. Cada pavo tiene una voz única y es capaz de realizar 20 vocalizaciones diferentes. Así se reconocen unos a otros, tal como los humanos. Además es tan potente que puede escucharse a una milla de distancia.

3. Los pavos son amantes de las moras. Les gustan los arándanos y especialmente las uvas, frescas o secas.

4. Los pavos bebé dependen emocionalmente de su mamá al punto que sufren de angustia de separación, como otros animales. Al escuchar la angustia de su cría, la mamá pavo corre para cobijarlo con sus alas. ¿Te suena familiar?

animal-graphics-turkey-023112

5. Su sentido de la ubicación es mejor que el de un GPS: son capaces de conocer los detalles precisos de un área de más de 1,000 hectáreas.

De un excelente maestro de yoga colombiano, Vegavan Das, escuché esta frase tan dura como cierta: no se puede hablar de amor con un cadáver entre los dientes. Piénsalo en tu cena de Thanksgiving.