Casinos: Fortuna y desgracia es fuente de empleo para miles

Las salas de juego representan la principal fuente de ingresos para las ciudades donde operan
Casinos: Fortuna y desgracia es fuente de empleo para miles
El Hollywood Park Casino emplea a un total de 450 personas en Los Ángeles.
Foto: Ciro Cesar

@Yorshmore

Aunque en el condado de Los Ángeles no hay casinos al estilo Las Vegas, debido a que sólo las tribus indígenas pueden operar ese tipo de negocios, existen salas para el juego de cartas o “card rooms” donde miles de jugadores deambulan entre la fortuna y la desgracia.

Al año este tipo de casinos que operan en Los Ángeles aportan $900 millones a la economía local, según un estudio de la consultora Beacon Economics.

Las salas de juego, recalca un estudio de 2013 de la consultora Beacon Economics, representan la principal fuente de ingresos para las ciudades donde operan, como Bell Gardens, que obtiene del casino The Bicycle hasta el 43% de su presupuesto anual.

La Comisión para el Control de Apuestas de California (CGCC) tiene permitidos siete casinos para el condado de Los Ángeles, sin embargo en una búsqueda por internet se identificó a otros 39 negocios que se anuncian bajo ese mismo giro.

Los siete casino de Los Ángeles, que operan todos los días las 24 horas, cuentan con 891 mesas de juego de las 1,772 que están autorizadas para todo el estado.

Las 90 mesas del Casino Hollywood Park ofrecen juego de póker en diferentes modalidades y “blackjack” a clientes habituales.

Mike Martínez es uno de ellos, quien asegura que la suerte casi siempre lo acompaña.

“La verdad es un vicio, pero hay que saber controlarlo, cuando de pronto llevas ganancia es momento de retirarse, el problema es que uno piensa que seguirá ganando y es cuando puedes llegar a perder todo”.

María Canchola, gerente de mercadeo del Casino Hollywood Park, aseguró que la mayoría de los jugadores asisten por diversión y no tanto con la idea de hacer fortuna.

“Muchos son clientes ya conocidos, se sienten como en casa, la mayoría vienen de los alrededores, hay muchos latinos”, mencionó.