¡Fuera depresión!

Hay maneras de evitar el bajón anímico que algunos adultos y niños experimentan durante la temporada festiva

¡Fuera depresión!
El rodearse de personas alegres y positivas ayuda a no caer en la llamada depresión estacional o holiday blues.
Foto: Shutterstock

Por Patricia Prieto

patricia.prieto@laopinion.com

Es una persona alegre, divertida y positiva, pero al llegar la temporada festiva cae en la llamada depresión estacional o holiday blues.

“En los días festivos, de unión familiar, me acuerdo mucho de mi madre, de mi infancia“, dice con mirada ausente Marcelo Muñoz, originario de Chile y con más de 70 años de edad. “Es algo que no puede evitar. Estoy consciente de ello, desde que salí de casa a los 21 años de edad, pero me pongo triste y apático con la llegada de la Navidad y el Año Nuevo”.

El caso de Marcelo no es aislado. Datos de los Centros de Prevención y Control de las Enfermedades (CDC) muestran que la depresión o tristeza durante la temporada festiva afecta entre el 4% y 6% de las personas de este país, y otro 10% a 20% puede experimentar una forma leve de esta condición anímica durante los meses de invierno.

“La depresión de los días festivos es más común en las mujeres que en los hombres y puede afectar a los niños y adolescentes“, dice Anabel Castrezana, psicoterapeuta en el Centro Médico de Kaiser Permanente en Anaheim.

Castrezana explica que todo se debe a que las personas, al llegar la época festiva del año, tienden a enfocarse en recuerdos de fiestas pasadas con parejas, amigos o seres queridos —que ya no viven o están lejos— con los que se identifican o pasaron momentos memoriales.

“La soledad y el aislamiento son también factores que afectan, pues el no contar con un grupo de seres queridos o amistades cercanas con quienes celebrar, puede causar depresión“, agrega.

También afectan las pérdidas reales o imaginarias ocurridas en el año que termina, como duelos o rupturas matrimoniales, que “dejan recuerdos difíciles de borrar y hacen revivir el dolor sufrido”.

La distancia geográfica afecta mucho a la población inmigrante”, resalta Castrezana. “Vivir lejos de los seres queridos, provoca tristeza, melancolía o depresión durante la fiestas de fin de año”.

La falta de dinero, pérdida del trabajo, padecimientos serios de salud, también figuran entre las causas de depresión en esta temporada festiva.

Al identificar cuál (o cuáles) de las anteriores causas es la que nos afecta, la psicoterapeuta dice que debemos enfocarnos en el hecho que “el mundo no se acaba con el día de Navidad, ni en la media noche del 31 de diciembre”.

La vida sigue, y hay que tomar la Navidad y el Año Nuevo como dos fechas más en el calendario y mantenernos con una actitud positiva”, declara la experta en comportamiento humano.

Y si la tristeza se da por la ausencia de un ser querido que paso a mejor vida, Castrezana dice que hay que recordarlo con los momentos que nos causaron alegría.

Otra técnica que ayuda a revertir la tristeza o depresión por los seres ausentes es “la de utilizar los días festivos para ser voluntario en alguna causa que fue importante para él o ella”

Para que evites caer en depresión en estas fiestas, toma en cuenta los siguientes consejos que ofrece la psicoterapeuta Anabel Castrezana:

  • Identifica qué te provoca tristeza de las fiestas y busca ayuda profesional con anticipación, especialmente si la depresión ha sido un problema serio en el pasado.
  • Aléjate de los comentarios negativos o de los típicos parientes pesimistas, y rodéate de personas que irradien y contagien alegría.
  • Haz una planeación realista de las fiestas navideñas, y no establezcas falsas expectativas de que ésta será la “mejor” Navidad de tu vida.
  • Identifica a otras personas en tu misma situación de soledad y planea y crea la celebración que deseas con personas cuya compañía disfrutas. Una buena idea es enlistarte como voluntario/a en lugares que prestan servicios a personas con enfermedades graves.
  • Cuida tu salud. Duerme lo suficiente; sigue una dieta saludable. Si tomas medicamentos, tómalos de manera correcta y evita el consumo de alcohol y las drogas ilícitas. Éstas pueden empeorar la depresión.