Marchan por los 6 millones que quedaron atrás

Piden una reforma que incluya a los 11 millones de indocumentados

Activistas pro reforma migratoria se unieron a la causa por los 6 millones.
Activistas pro reforma migratoria se unieron a la causa por los 6 millones.
Foto: Marvelia Alpízar / La Opinión

Sonia Abad y su esposo son dos de los millones de indocumentados que se beneficiarán con la Acción Ejecutiva dictada por el Presidente Barack Obama, pero aun sigue luchando por quienes quedaron atrás.

“Mi lucha es que haya una reforma para todos y no nada más para uno o dos millones. Todos los necesitamos”, dijo Abad. “La gente de Centroamérica va a seguir viniendo por la pobreza y la violencia y si no hay un programa que arregle la situación, incluso del que va llegando, siempre va a haber este problema”, añadió.

Como muestra de su lucha, Abad participó ayer en la marcha por una reforma migratoria organizada por la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA). La misma, denominada “Reavivando el espíritu de bienvenida de nuestra nación”, comenzó en el Centro de Jornaleros de North Hollywood y culminó en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, en un recorrido de 2 millas.

En el recorrido, los participantes portaban pancartas alusivas a las personas que han muerto cruzando las fronteras, tanto identificadas como desconocidas.

Angélica Salas, directora ejecutiva de CHIRLA destacó que, aunque se sienten agradecidos por aquellos que podrán beneficiarse con este decreto del Presidente Obama, aún deben continuar la lucha por los que quedaron atrás.

“Tenemos mucho más compromiso para asegurar que las soluciones sean más permanentes y que los 11 millones, y los que vienen, tengan una solución para que se les trate con respeto y dignidad”, dijo Salas. “Nuestro trabajo es de seguir luchando y también para asegurar que este beneficio no se quede en promesa”, añadió.