Alivio migratorio divide a los republicanos latinos en el Congreso

Algunos insisten en reforma migratoria integral
Alivio migratorio divide a los republicanos latinos en el Congreso
La representante Ileana Ros-Lehtinen (FL) apoya la reforma migratoria.
Foto: Archive

Washington, DC- Mientras la jerarquía republicana en el Congreso alega que el Presidente Barack Obama está violando la Constitución y no tiene autoridad legal para frenar temporalmente la deportación de hasta 5 millones de inmigrantes indocumentados, el liderazgo legislativo hispano esta indeciso y dividido sobre cómo impedir la implementación de estos alivios migratorios.

Aunque se han aplacado los rumores de un posible “juicio político” contra Obama o un cierre parcial del gobierno como medida de presión, en su lugar han surgido otras ideas de represalia: una demanda judicial, una medida de repudio, y otra para condicionar los fondos del Departamento de Seguridad Nacional el próximo año.

Republicanos latinos de corte moderado, como los cubanoamericanos Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz Balart, apoyan una solución legislativa para reformar el sistema migratorio pero creen que los alivios en cuestión dificultan la tarea y polarizan más al país.

El congresista republicano por Idaho, Raúl Labrador, cree que una resolución de “censura” sería adecuada, y apoya un período de comentarios públicos sobre los alivios, similar a los que se realizan para otras regulaciones federales.

Una resolución de censura se utiliza para castigar una conducta indebida de los miembros del Congreso y, más allá de una denuncia pública, la Constitución no da poderes al Legislativo para censurar a un presidente sin un juicio.

Pero Carlos Curbelo, que reemplazará en el escaño por Florida al demócrata Joe García, aseguró a este diario que su partido debe “dejar de desgastarse en medidas vacías” y, de cara al voto hispano en 2016, aprobar una reforma migratoria integral.

“La mejor manera de responder al presidente Obama es con un voto de la reforma, ya sea en partes o de forma integral. El presidente está jugando a la política y busca crear una crisis constitucional, y los republicanos no debemos hacérselo fácil”, dijo.

El cubanoamericano Alex Mooney, que llegará al Congreso como el primer latino en representar a West Virginia, se opone a una “amnistía”, pero apoya mejorar la vigilancia en la frontera y modernizar el sistema de visas.

En foros separados, tanto Labrador como el entrante líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, vaticinaron que el nuevo Congreso votará una reforma migratoria “por partes”, con énfasis en el fortalecimiento de la seguridad fronteriza.

La Cámara de Representantes votará esta semana una medida del republicano por Florida Ted Yoho que anularía la “amnistía ejecutiva” de Obama porque, según el congresista, establece un “precedente peligroso”.

La mayoría de expertos coincide en que la medida -que afrontaría un veto presidencial- da a la oposición la oportunidad de “salvar la cara” mientras prosiguen los alivios en 2015.

Alrededor de la web