Datos de Obamacare no serán compartidos con Inmigración

Covered California ha lanzado una campaña para familias con estatus mixto
Datos de Obamacare no serán compartidos con Inmigración
Una campaña lanzada ayer busca evitar que familias que cualifican para la cobertura de salud estatal no dejen de solicitarla por temor de afectar a parientes sin documentos.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Más de 2 millones de californianos son elegibles para obtener cobertura médica a través de Covered California.

Sin embargo, familias en donde existen miembros sin documentos legales podrían abstenerse a conseguir esta cobertura por miedo a que su información sea usada con propósitos de inmigración.

“La necesidad de seguro médico es tan importante que no podemos permitir que temas como las políticas de inmigración en Washington y en el resto del país eviten que aquellos que son elegibles, a recibir cobertura médica a los que tienen derecho por ley”, dijo Thomas Sáenz, presidente del Fondo de Defensa Legal y Educativo Mexico-Americano (MALDEF).

Es por ello que Covered California lanzó ayer una campaña en conjunto con otras organizaciones para informar al público que no debe tener temor por sus familiares indocumentados cuando solicite cobertura médica. MALDEF es una de las organizaciones que se sumaron a esta campaña.

“Queremos que sepan que la información sobre el estatus migratorio solo será usado con un solo propósito, el de lograr que las personas obtengan la cobertura que ellos desean”, dijo Peter Lee, director ejecutivo de Covered California.

Todo ciudadano o residente legal en California puede obtener cobertura legal a través de Covered California. Sin embargo, en familias donde los padres son indocumentados y los hijos ciudadanos, persiste el temor de que la información del estatus legal de los padres cuando solicitan esa cobertura pueda ser enviada a las autoridades de inmigración.

Pedro Ribeiro, director adjunto del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) resaltó que en octubre de 2013, ICE publicó un comunicado para resaltar que la información dada por las personas que soliciten cobertura de salud, en California y otros estados, no sería utilizada para otro propósito que no fuera el de proporcionarles el servicio que ellos solicitaban.