Francisco quiere que “prevalezca verdad” en caso de exnuncio en Dominicana

Józef Wesolowski es procesaro por supuesta violación de menores
Francisco quiere que “prevalezca verdad” en caso de exnuncio en Dominicana
Francisco se reunió con el procurador dominicano Francisco Domínguez Brito,
Foto: Suministrada

Santo Domingo.–El Papa Francisco abogó porque prevalezca “siempre la verdad” en el caso del exnuncio Józef Wesolowski, procesado en el Vaticano por presunta violación sexual de niños dominicanos, informó la Procuraduría General en un comunicado.

“Su Santidad, el papa Francisco, le expresó al procurador general de la República Dominicana, la importancia de que prevalezca siempre la verdad y que las instituciones judiciales de ambos estados, actúen con plena libertad y dentro del marco de las normas”, indicó.

Domínguez Brito también visitó Varsovia, en donde demandó a las autoridades de Polonia una “condena ejemplar” para el sacerdote católico Wojciech Waldemar Gil (Alberto Gil), acusado de violación sexual a menores de edad de la comunidad Juncalito, un poblado montañoso de Santiago.

El Sumo Pontífice conversó con el procurador general, Francisco Domínguez Brito, mientras ofrecía una audiencia general en la Plaza San Pedro, de Roma.

Domínguez Brito conversó con el Papa acompañado de la fiscal de Santiago (Noroeste), Luisa Liranzo; Víctor Suárez, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, y Tessie Sánchez, vocera de la Procuraduría General.

El funcionario dominicano, que acudió a Roma a dar seguimiento al proceso judicial contra el exnuncio Wesolowski, conversó con Jean Pierre Milano, promotor de Justicia asignado al caso, así como con monseñor Angelo Becciu.

De acuerdo a la acusación, Francisco Javier Occis Reyes, un exseminarista de El Seibo (Este) de 28 años edad, servía de intermediario a Wesolowski para contactar en las calles de esta capital a menores dispuestos a tener encuentros sexuales con el entonces representante del Vaticano a cambio de dinero.

“Más que los niños era una persona enferma sexual. Más que los niños, yo digo que (buscaba) cualquier cosa que satisficiera su apetito sexual. Él me decía que tenía un tipo de gusto específico de 14 a 16 años y si eran` blanquito` mucho mejor”, declaró desde la cárcel Occis Reyes a un canal de televisión local.

Alrededor de la web