‘No te hubieses molestado. ¿Dónde lo devuelvo?’

Ideas para sobrevivir la temporada de compras y regalos
‘No te hubieses molestado. ¿Dónde lo devuelvo?’

virginia.gaglianone@laopinion.com

Cada año, las semanas previas a la celebración navideña se convierten en una maratón de regalos y gastos interminables. La lista siempre es más larga que nuestros ahorros, pero nunca tanto como la deuda que nos queda, una vez pasadas las fiestas.

Y si bien la cara de felicidad de un niño al abrir un regalo ciertamente no tiene precio, no todos los obsequios son valorados por igual.

¿Cuántas veces recibimos un regalo detestable que ni siquiera podemos volver a regalar? Ante un obsequio indeseado, tienes la opción de devolverlo, venderlo en e-bay, donarlo a tu organización de caridad preferida, o regalárselo a alguien más.

Pero cuando la que da el regalo inservible eres tú, es aun peor. No sólo desperdiciaste tu dinero, sino que también quedaste mal.

Para ayudarte a evitar compras desacertadas compartimos algunas sugerencias.

Si bien la edad de la persona es importante para determinar el regalo, un estudio reciente encontró que, en la actualidad, padres e hijos comparten muchos de los pedidos a Santa Claus.

Según la encuesta de ebates.com, la compañía de descuentos y cupones para compras en la internet, el regalo preferido de este año, tanto para adultos como para niños entre 13 y 16 años, es el dinero en efectivo.

* En segundo lugar, los niños dijeron que les gustaría recibir ropa (62%), y en tercer lugar, laptops, películas, libros o música (41%). Otros obsequios elegidos por los niños fueron auriculares (40%), videojuegos (34%), iPhone 6 y iPad.

* Entre los regalos más esperados por los adultos, ebates.com encontró que después del dinero (33%), los encuestados preferían recibir tabletas (26%), laptops (25%) y iPhones (19%) o teléfonos Samsung (15%).

* Cuando les preguntaron a los adultos qué regalos no-electrónicos preferirían, los encuestados eligieron ropa en primer lugar, seguido por películas, libros o música. En tercer lugar, dijeron que les gustaría recibir unas vacaciones.

Al mismo tiempo que existen regalos apreciados por muchos, existen obsequios que te convienen evitar. Estos son algunos de ellos:

* Nunca regales juguetes ruidosos. No es que los niños no sepan apreciar una Tortuga Ninja que repite las mismas tres frases cada vez que aprietas su mano, o el camión de bomberos con una poderosa sirena y luces multicolores, pero sus padres se asegurarán de que nunca tengan pilas, o que desaparezcan en el fondo del closet.

* En la misma categoría de juguetes que te ganarán el odio de los padres, se encuentran las artesanías que incluyan arena, piedritas diminutas, pinturas de todos los colores o brillitos que se adhieren a cualquier superficie que tocan.

* ¿Para mí, o para la casa? Si tu pareja sueña con una nueva batidora- plancha- cafetera, cómprala como un regalo para la casa, pero no lo cuentes como un obsequio personal, porque no lo es. Lo mismo aplica para el PlayStation 4 con el que pensabas sorprenderla.

* Trata de evitar los libros de auto ayuda o de dietas, a menos que realmente conozcas a la persona a quien vas a regalárselo. Tampoco son recomendadas las balanzas, las subscripciones para el gimnasio o las cremas anti-arrugas.

* Si estás decidida a reciclar los regalos inservibles del año pasado, revisa con detalle que no tengan alguna inscripción personal, cambia la envoltura y asegúrate de que la persona que te lo dió el año pasado no irá a la fiesta.

Un estimado temprano de la Federación Nacional de Ventas por Menor encontró que este año los norteamericanos gastaron más de $50 mil millones de dólares durante el fin de semana de Thanksgiving (11% menos que en 2013).

Para muchos de ellos, estos gastos se traducen en un aumento de su deuda y de los pagos a las tarjetas de crédito, advierte el multimillonario Steve Siebold, autor de “How Rich People Think”.

La Navidad no tiene que ser sinónimo de deudas. Siebold comparte algunas ideas que pueden ayudarte con las compras de este año.

* Asigna una cantidad determinada para gastar en cada persona y no te pases de lo planeado.

* No te dejes envolver por campañas de mercadeo que te hacen creer que se trata de una gran oportunidad, cuando en realidad no lo es. (por ejemplo las ofertas que te proponen “comprar hoy, pagar mañana)

* No uses tu tarjeta de crédito, a menos que estés 100% segura que podrás pagarla a fin de mes.

* Los niños aprenden del ejemplo. Las fiestas navideñas son una gran oportunidad para enseñarle a tus hijos el valor del dinero y cómo manejarlo.

* No te dejes llevar por el momento. “Deja tus emociones en una repisa y deja que la razón te guíe”, aconseja Siebold.

* Pregúntate a ti misma qué prefieres: la gratificación inmediata de comprar por impulso, o la libertad financiera de no tener deudas.

Creado cuatro años atrás, el “Sábado de pequeños negocios” se ha ganado un lugar entre el “Viernes negro” y el “Lunes Cyber”. La fecha, creada por American Express, busca incentivar a la gente para que compre en tiendas pequeñas, artesanales, locales, independientes, o de familia, que no siempre pueden competir con las grandes corporaciones, como Wallmart o Target.

El fin de semana pasado, por segundo año consecutivo, y en apoyo a la iniciativa, el Presidente Barack Obama y sus hijas Malia and Sasha visitaron la librería de un ex reportero del Washington Post y compraron 17 libros.

Si estás interesada en apoyar a los pequeños comerciantes de tu comunidad, puedes visitar el mapa interactivo shopsmallnow.americanexpress.com, o simplemente salir a caminar por el barrio, como en los viejos tiempos.

Al apoyar a los pequeños negocios y tiendas de familia, no sólo encontrarás regalos originales y únicos, sino que también estarás ayudando a los artesanos y comerciantes de tu comunidad.