Brasil sacudido por la corrupción

El periodista Luján Frank Maraschio, desde Brasil, desarrolla diversos temas

Brasil sacudido por la corrupción
En la pancarta exhibida en una manifestación en Brasília, se lee “corrupción”.
Foto: ONG Movimiento Contra la Corrupción (Brasil)
  • El país ocupa el puesto 69, en la clasificación global de corrupción elaborada por Transparencia Internacional. El “gigante latinoamericano” posee estructuras que favorecen esas prácticas perversas, dijo un analista. Los primeros registros de ejercicios ilegales, se remiten al tiempo de colonización portuguesa (siglo XVI).

BC, SC, Brasil.- En un nuevo informe de la organización Transparencia Internacional, sobre corrupción a nivel mundial, divulgado el 3 de diciembre, ubica a Brasil en el lugar 69º (con 43 puntos), en una categorización entre 175 países.

Referencia global

Según el documento de Transparencia Internacional, que es referencia en análisis de los índices de corrupción, los resultados “muestran un escenario preocupante” y “más de los dos tercios de los 175 países estudiados perdieron transparencia. El informe es elaborado anualmente desde 1995, a partir de diferentes estudios e investigaciones sobre los niveles de percepción de la deshonestidad en el sector público.

Dinamarca 92 puntos y Nueva Zelandia 91, están entre los primeros lugares del detalle dado a conocer, por la organización global. Es procedente señalar que, la escala va de cero (extremamente corrupto) a cien (totalmente transparente).

Malas noticias

Brasil, se posicionó en el lugar 69º, con 43 puntos. “El país sudamericano no debería estar feliz con su puntuación. No es suficiente tener el poderío económico, si no se puede dar ejemplo con un buen gobierno”, afirmó Alexandro Salas, director para las Américas de Transparencia.

Contrariamente, a la vigencia de leyes sobre el acceso a la información pública y a las sanciones penales de las empresas corruptas “la sensación de una práctica de corrupción es muy extensa” explicó Salas y solicitó que Brasil comience a aplicar esa “gran infraestructura” legal contra la corrupción.

Países con problema

Casi un 70% de los países de la lista tienen serios problemas, con funcionarios dispuestos a recibir sobornos. Ningún estado de los 175 citados, fue puntuado con el máximo estipulado en este estudio, indicó la ONG desde Berlín.

Posicionamiento en la lista

Entre los más honestos, están Dinamarca seguida de Nueva Zelanda, Finlandia, Suecia y Noruega. En la lista de países menos corruptos se incluyen también Canadá, con 81 puntos en el puesto número 10, luego Alemania, Estados Unidos (74 enteros) que comparte la posición 17 con Irlanda, Hong Kong y Barbados.

Los más corruptos, entre los analizados por la organización, están Afganistán, Corea del Norte y Somalia.

Esfuerzos para revertir

“La corrupción está muy relacionada a países en descomposición, como Libia o Siria”, afirmó Finn Heinrich, investigador de la entidad ejecutora del estudio. Ese es el caso de Afganistán, donde no se manifestaron progresos sustanciales, a pesar de los esfuerzos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

En las Américas, Venezuela Nicaragua, Honduras y Paraguay, continúan siendo los peores; Uruguay y Chile son considerados líderes de transparencia (puesto 21).

Brasil favorece la corrupción

Pese a los mecanismos de fiscalización y de combate a la corrupción, Brasil aún tiene estructuras, como el aporte privado a las campañas electorales, que favorecen la práctica de actos ilegales, afirmó el historiador Pedro Henrique Pereira Campos, de la Universidad Federal Fluminense.

El especialista hizo referencia, al escándalo de corrupción en Petrobras, investigado en estos días por la Justicia y que vincula al poder político brasileño. Capos afirmó que, las empresas que están vinculadas con el hecho, se fortalecieron durante la época de los gobiernos militares.

“Las actividades como la que hacen hoy, no vienen de hoy, vienen de la dictadura, y vienen hasta de antes. El hecho es que hoy hay mecanismos que pueden traer al conocimiento público prácticas que son costumbres” (jeitinho), destacó.

La historia dice mucho

Por otro lado, la ONG Movimiento Contra la Corrupción (Brasil), destaca en un artículo que, “los primeros registros de prácticas de ilegalidad en Brasil, son del siglo XVI, en el periodo de la colonización portuguesa. Los casos más frecuentes eran de funcionarios públicos, encargados de fiscalizar el contrabando y otras transacciones”.

Es incuestionable, que existe un largo camino de ilegalidad en Brasil y que ese flagelo debilita las estructuras de las instituciones, en diversas naciones del mundo. La corrupción, erosiona la constitución social y, entre otras cosas, introduce la muerte en sus diversos aspectos.