¿Natural o artificial?

Evalúa las ventajas y desventajas antes de adquirir un árbol de Navidad para tu hogar
¿Natural o artificial?
Las familias con niños, por cuestión de seguridad, escogen árboles artificiales.
Foto: /Shutterstock

Patricia Prieto

patricia.prieto@laopinion.com

Con la llegada de diciembre, y la costumbre de adornar nuestras casas, siempre llega también el dilema familiar: ¿Qué pino compramos, el natural o el artificial?

Para facilitar la decisión, exponemos a continuación las ventajas y desventajas de cada uno de ellos.

Y luego de analizarlas, ¡selecciona el árbol que más se adapte a tu bolsillo, gusto, espacio, estilo de vida o activismo en la onda verde!

Ventajas

– Perfuma toda la casa con su olor.

– Es biodegradable y se puede reciclar.

Desventajas

– Hay que regarlo con agua todos los días.

– Está seco al final de los días navideños.

– Hay que recoger a diario las agujetas que se caen cuando sus ramas empiezan a secarse.

– Las figuras decorativas se caen cuando las ramas del árbol comienzan a secarse.

– Puede provocar alergias.

– Sólo se puede usar una vez.

Ventajas

– Se puede conseguir con las dimensiones deseadas y el color deseado. Los hay verde, blanco, rojo, azul, plateado y dorado.

– Siempre se ven en forma, desde que se cuiden bien.

– Son fáciles de movilizar al momento de colocarlo en el lugar deseado.

– No necesitan agua.

– Las luces y figuras navideñas permanecen en su mismo lugar.

– Pesa menos que el árbol natural.

– Se puede rehusar.

Desventajas

– No desprende olor a pino y, a veces, su tono verde no es tan brillante ni sus ramas tan bonitas como las del natural.

– Hay que tomar tiempo para armarlo y desarmarlo cada vez que se usa..

– Puede crear alergias ante el acumulamiento de polvo en sus ramas y estructura.

– No es biodegradable.

– Según el tamaño y apariencia similar al natural su precio puede resultar bastante elevado.

Simplemente, al momento de comprarlo, sacúdelo con fuerza para ver si no se caen muchas agujetas con facilidad. De hacerlo, esto quiere decir que ya han pasado varias semanas desde que lo cortaron.

Cada año los departamentos de bomberos recuerdan a los usuarios las siguientes medidas de seguridad al momento de decorar el árbol de Navidad.

– Al comprar un pino artificial asegurarse que tenga la etiqueta “Resistente al fuego”. – Aunque esta etiqueta no signifique que el árbol no se vaya a prender, sí indica que lo resiste, se prende con lentitud y se apaga con rapidez al sofocar el fuego.

– Al comprar un árbol natural hay que comprobar si está o no fresco (ver recuadro anterior). Un árbol fresco tiene un color verde brillante, las agujas de las ramas están algo pegajosas, están firmes, son difíciles de arrancar y no se quiebran cuando se doblan entre los dedos.

– La parte inferior del tronco del pino fresco está pegajosa por la resina.

– Al momento de armar el árbol dentro de la casa, hay que colocarlo lejos de chimeneas y radiadores de calor. También hay que colocarlo en un lugar donde no quede bloqueando el paso, ni menos las puertas de salida.