EEUU dice que no negociará ‘eternamente’

El desarme del programa nuclear de Irán debe tener una fecha límite

Mohammad Javad Zarif (der.) junto a Ibrahim Al-Jafari, cancilleres de Irán e Irak, respectivamente.
Mohammad Javad Zarif (der.) junto a Ibrahim Al-Jafari, cancilleres de Irán e Irak, respectivamente.
Foto: EFE

Washington

El secretario de Estado John Kerry aseguró ayer a Israel que Estados Unidos y el resto de potencias que no negociarán “eternamente” con Irán sobre su programa nuclear y que las conversaciones podrían acabarse antes del plazo establecido si no hay avances “tangibles.”

En un discurso centrado en la relación entre Estados Unidos e Israel, Kerry analizó el estancado proceso de paz entre israelíes y palestinos, la lucha contra el Estado Islámico (ISIS) y las negociaciones entre el Grupo 5+1 (EEUU, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Alemania) e Irán sobre su programa nuclear. “No tenemos ninguna intención de negociar eternamente.

Si no hay avances tangibles, quién sabe cuánto durarán (las conversaciones)”, dijo Kerry ante la conferencia anual del foro Saban del centro de estudios Brookings en Washington.

Las potencias del Grupo 5+1 e Irán acordaron prolongar siete meses más las negociaciones iniciadas en enero pasado para lograr un acuerdo estable sobre el programa nuclear iraní

Ese plazo incluye unos cuatro meses para lograr un acuerdo político y otros tres meses para finalizar los detalles técnicos que permitan implementarlo.

“Con las diferencias significativas que persisten hasta ahora, no sabemos si lo conseguiremos (el acuerdo)”, reconoció Kerry. “Pero en las últimas semanas hemos visto una flexibilidad (por parte de Irán) que puede ayudar a resolver algunos asuntos”, añadió.

Poco después de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, compareciera vía satélite ante el mismo foro y se congratulara por el rol de Israel a la hora de evitar un “mal acuerdo” nuclear en noviembre, Kerry defendió las negociaciones y pidió paciencia a Israel.

“Sería el colmo de la irresponsabilidad alejarnos ahora de la mesa cuando aún puede haber un acuerdo. Si tenemos éxito, el mundo entero estará más seguro por ello, incluido Israel”, sostuvo.

Por tanto, opinó que Estados Unidos e Israel pueden tener desacuerdos en “detalles tácticos”, pero no en su “objetivo estratégico” de impedir que Irán obtenga un arma nuclear.

No obstante, Kerry sí expresó su oposición a la actividad de asentamientos israelíes en territorios palestinos, que “mina las perspectivas de paz y aisla a Israel en la comunidad internacional.”

“La creciente inestabilidad (en la región) ha traído nuevos traumas para todos”, indicó Kerry, que condenó tanto el disparo de cohetes de la milicia islamista Hamás al sur de Israel durante la crisis de Gaza en agosto, como la pérdida de vidas palestinas en esa región por los ataques israelíes.

En cuanto a las tensiones en Jerusalén, instó a “hacer todo lo posible para contener la tensión de inmediato y que no estalle.”

Respecto al proceso de paz entre israelíes y palestinos, que fracasó en abril tras nueve meses de conversaciones mediadas por Washington, el jefe de la diplomacia estadounidense dijo que rechaza “rotundamente la noción de que la paz es un sueño imposible.”

“La necesidad de un acuerdo es más fuerte hoy que hace un año”, indicó. “La solución de dos Estados es el único camino a la paz, por la simple razón de que no hay alternativa.”

Kerry prometió que Estados Unidos trabajará “de cerca” con el Ejecutivo que resulte de las elecciones anticipadas en Israel en marzo y, “cuando las partes tomen las decisiones difíciles necesarias”, estará dispuesto a apoyar la reanudación de las conversaciones.

El secretario de Estado también defendió que se han registrado “avances constantes y cuantificables” en la lucha de la coalición internacional contra el Estado Islámico (EI), al que se refirió durante el discurso con el nombre Daesh, el acrónimo árabe del grupo yihadista que controla partes de Irak y Siria.

También afirmó que varios “Estados árabes moderados” de la región le han asegurado que “están preparados para hacer la paz con Israel y creen que hay una oportunidad de crear una alianza regional contra Daesh” y otras amenazas. EFEUSA

Mosul (Irak), 7 dic (EFE).- Al menos doce miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) murieron y 22 resultaron heridos en bombardeos aéreos efectuados hoy por la aviación de la coalición internacional en la provincia de Nínive, en el norte de Irak.

El jefe del Comité de Seguridad de Nínive, Mohamed al Bayati, informó a Efe de que los ataques tuvieron como blanco un convoy de combatientes del EI, que se dirigía a la localidad de Tel al Shair, a unos 65 kilómetros al sur de la ciudad de Mosul.

Entre los extremistas muertos figuran algunos cabecillas de la organización, según Al Bayati, que señaló que los bombardeos destruyeron además ocho vehículos cargados con armas.

La aviación de la coalición internacional -liderada por EEUU- ha intensificado sus ataques en los últimos dos días contra posiciones del EI en Mosul y sus alrededores, donde ha causado decenas de víctimas en las filas yihadistas.

Hace cinco días, el Partido Democrático del Kurdistán (PDK) iraquí reveló que un total de 797 yihadistas y 65 civiles murieron a lo largo del mes de noviembre en combates y bombardeos en Mosul, controlada por el EI desde el pasado mes de junio.

Los extremistas lanzaron una ofensiva relámpago en el norte de Irak en junio y proclamaron un califato en los territorios bajo su control en ese país y en la vecina Siria. EFE