Gerardo Ortiz conquista a Monterrey con sus corridos

El cantante enloqueció en la Arena Monterrey de la Ciudad de México a casi 12 mil personas

El concierto inició con Elías Medina, seguido por Luis Coronel, Régulo Caro y Kevin Ortiz.
El concierto inició con Elías Medina, seguido por Luis Coronel, Régulo Caro y Kevin Ortiz.
Foto: Agencia Reforma

Gerardo Ortiz dejó claro porqué es una sensación en el género de banda al congregar esta madrugada en la Arena Monterrey de la Ciudad de México a casi 12 mil personas que corearon a todo pulmón sus temas de amor y narcocorridos.

El cantante, de 25 años, salió a complacer a la audiencia a las 0:02 horas, aunque minutos antes, a las 23:58, fue presentado un video en el que sus éxitos fueron mezclados con música de antro.

Previo a su show, el concierto inició a las 21:09 horas con Elías Medina, seguido por Luis Coronel, Régulo Caro y Kevin Ortiz, hermano del artista estelar del elenco.

“Gerardo, Gerardo, Gerardo” fue el grito de la audiencia conformada por adultos y adolescentes.

“Gracias por estar aquí, en esta noche mi gente, se los agradezco con todo el corazón”, dijo mientras se encaminaba al escenario.

Con “El Mono Verde” alborotó a la chaviza que con celular en mano grabó los mejores momentos del show.

“Quiero preguntarles a las mujeres: ¿qué vinieron a escuchar: corridos o canciones?”, la respuesta masiva fue “corridos”.

Y así es como llegó “El Chavo Félix“, un narcocorrido con el que fue calentando motores.

Pero también incluyó temas de amor y desamor, entre ellos “Increíble lo has Hecho” y “Mañana Voy a Conquistarla”, pero fue con el corrido “Dámaso” que hizo que retumbara la Arena, pues todos lo corearon.

“¡Mira nomás, ¿qué chulada pariente!”, expresó feliz al ver la entrega de los regios.

Gerardo aprovechó su escenario para desplazarse de un extremo a otro, saludar a sus fans y en un par de ocasiones bajó a saludar al público.

También, mientras la banda tocaba, firmó camisetas que después repartió a sus seguidores.

El cantante de origen mexicano eligió el color negro para su vestimenta, de pies a cabeza, y supo ambientar su show cantando temas clásicos del género de banda como “El Pávido Návido” y “La Loba del Mal”, que pusieron a bailar a todos.

Aprovechando que su hermano Kevin se encontraba en la Arena, lo invitó para cantar juntos “Tal Como Eres“.

A Jenni Rivera la recordó al dedicar el tema “A Cada Rato”.

De pie, el público presenció la actuación de este cantautor que ha conquistado el mercado mexicano e hispano de Estados Unidos con corridos como “Aquíles Afirmo”, “Cara a la Muerte” y “Leyenda Caro Quintero”.

Después de dos horas de cantar, de animar su propio show y moverse de un lado a otro en su escenario, puso fin a su actuación a las 2:08 horas de la madrugada del domingo, pero el aplauso del público lo hizo volver.

El cierre de su show fue romántico, pues acompañado de un mariachi interpretó “Mujer de Piedra” y “Perdóname“, dejando a la audiencia contenta a las 02:17 horas.

Gracias por todo el cariño que le brindan a mi musica. #arenamonterrey

Una foto publicada por gerardoortizoficial (@gerardoortizoficial) el Dic 12, 2014 at 1:10 PST

Una gran noche en monterrey junto a mi hermano @kevinortizoficial gracias #arenamonterrey

Una foto publicada por gerardoortizoficial (@gerardoortizoficial) el Dic 12, 2014 at 1:47 PST

Muy agradecido con mi gente de monterrey. Gracias #arenamonterrey

Una foto publicada por gerardoortizoficial (@gerardoortizoficial) el Dic 12, 2014 at 1:06 PST