Celebraciones de 140 caracteres

Nuevas tradiciones navideñas y de fin de año en la era de las redes sociales

Las tradiciones navideñas tienen un valor especial para los inmigrantes porque nos reconectan con nuestras raíces y nos dan la posibilidad de transmitírselas a las nuevas generaciones. Hacemos lo imposible por conseguir los ingredientes de esa receta que hacía la abuela, tratamos de recordar detalles de celebraciones de la infancia, y compartimos historias con hijos, sobrinos y nietos, para que algún día sean ellos los que las cuenten.

Pero los tiempos cambian y no siempre podemos recrear las viejas memorias. Con cada celebración, comenzamos nuevas tradiciones.

Un estudio del Centro Pew de investigación realizado durante las celebraciones del año anterior, encontró que sólo un porcentaje de los entrevistados continuaba con las tradiciones navideñas que tenía de pequeño. Por ejemplo, un 72% de los entrevistados dijo que cuando eran niños creían en la visita de Santa Claus, pero sólo un 31% dijo que sus hijos lo esperarían ese año. El 91% dijo que cuando eran pequeños celebraban con la familia, pero sólo el 86% planeaba hacerlo ese año.

El estudio también encontró que otras costumbres, como armar el árbol de Navidad habían disminuido. El uso de la internet, los teléfonos y las redes sociales fueron algunos de los factores que afectaron las viejas tradiciones navideñas. Compartimos algunos de los cambios de los últimos años.

Lejos quedaron los días en que Santa tenía que pasar por la oficina del correo a recoger las cartas de sus seguidores. Gracias a los teléfonos y tabletas de hoy, no sólo es más fácil comunicarse con él, sino que hasta puedes seguirle los pasos.

Twitts navideños. Si 140 caracteres son tu formato preferido, puedes seguir los pasos de Santa Claus en Twitter : @TheSantaTracker; @TrackingSanta; @NoradSanta, ó directamente visitar sus páginas.

La orden de pedido. A la hora de escribirle la carta a Santa, también podemos hacerlo de manera digital. Existen aplicaciones tanto para iPhones y iPads, como para Androids, que permiten a los niños enviar sus misivas y recibir respuestas. ¿Y qué mejor que Instagram para hacer públicos nuestros deseos?

Como en todas y cada una de las áreas de nuestras vidas, el uso de la internet y los medios sociales han cambiado la manera en que celebramos las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Estas son algunas de las tradiciones que han cambiado.

Tarjetas navideñas. Pocas actividades, con excepción quizás de las tarjetas de agradecimiento, eran tan repetitivas y llevaban tanto tiempo como las tarjetas de Navidad. Hoy en día se puede felicitar a cuántos amigos desees sin tener que sacar ni por un minuto tu cara del teléfono. Algunas compañías como Hallmark ofrecen la opción de tarjetas digitales.

No más navidades solitarias. Las redes sociales han recibido múltiples críticas en los últimos años, pero también tienen su lado positivo. Uno de los beneficios que le ofrecen al usuario es hacer que se sienta siempre acompañado. Según el estudio Monitoring the Future de las Universidades de Queensland y Griffith, entre 1991 y 2012, los adolescentes reportaron tener menos sentimientos de soledad y aislamiento, en parte a la interacción en las redes sociales. Básicamente, no es igual pasar Navidad sola, mirando el techo, que pasarla con los amigos de las redes sociales, que están solos como nosotras y siempre nos acompañan.

Siempre cerca de casa. Para los inmigrantes, la tecnología también ha sido positiva. Décadas atrás, no era posible conversar y ver las caras de padres, hermanos y abuelos que se quedaron en el país que dejamos años atrás, y al que no pudimos volver para celebrar las fiestas. Una linda tradición para sentirse cerca de los seres queridos.

Consejeros de compras. Un estudio realizado por Twitter encontró que el 55% de los usuarios discutían sus ideas para regalos en el sitio. El 45% dijo que prefería ir de compras “con Twitter” que con su esposo o esposa.