¿Compraste auto? Revisa si te estafaron con el millaje

Un inmigrante alega que le vendieron un auto con el doble de recorrido
¿Compraste auto? Revisa si te estafaron con el millaje
El cambio de tableros en los autos es la forma más común de realizar fraude de odómetros, aseguran las autoridades.
Foto: Ciro Cesar

AlvaradoIsa

El tablero de la camioneta que Mynor Donis compró en enero de 2014 indica que ha recorrido 169 mil millas, pero según un reporte de la agencia Carfax, a finales de 2013 ésta registraba casi el doble, 312 mil millas.

“El millaje reportado está en conflicto con el historial del odómetro”, advierte Carfax.

La Toyota Tacoma modelo 2003 que adquirió Donis, un inmigrante guatemalteco que vive en la ciudad de Indio, también se involucró en dos choques que le dañaron la parte frontal y un costado, según el mismo informe. Él, dice, no lo sabía.

Hace unas semanas, afirmó Donis, se enteró del cambio en el odómetro y de los accidentes de la pick up, que compró en la agencia de autos usados “Los Gallos Auto Sales”, en el Sur de Los Ángeles.

“Ellos nunca me dijeron nada de eso, cuando yo firmé el papel no tenía nada”.

Se la vendieron a $12 mil, pero con una tasa de interés del 21% anual subió su costo final a $20 mil.

El dueño de la agencia de autos, Wilmer Gallo, le envió al abogado de Donis una copia del contrato de compra-venta que indica que el tablero de la camioneta fue reparado (eso altera el odómetro) y que fue chocada.

Sin embargo, Donis alega que esos datos no estaban cuando él firmó el documento.

“Está claro que le bajaron las millas”, comentó el guatemalteco, quien intenta regresar un vehículo cuyo motor ha empezado a derramar aceite. “Imagínese, pagar tanto dinero por un carro que no sirve”.

Gallo, quien a su vez compró la pickup en una subasta, insistió en que sí le notificó a Donis sobre la reparación del tablero.

“No se le puso una pistola para que firmara […] A nadie se le esconde nada”, dijo. “No es delito reparar el closter [tablero], sino que no le digas al cliente y las prueba ahí están”, subrayó.

“Los Gallos Auto Sales” tiene tres concesionarias enfocadas en el mercado latino. “No licencia, no crédito, mal crédito. OK!”, se lee en su página de Internet.

El Departamento de Vehículos de California (DMV), que regula a las automotrices, no ha registrado quejas contra el negocio.

La pick up que ahora Donis quiere regresar es el primer coche que compra en este país. “Ya ve que uno no tiene crédito y uno va a donde le cuenta un amigo que le dieron un carro”, dijo.