En una emergencia, hispanos proveen ayuda inmediata en LA

Cientos de operadores responden a las llamadas del 911 en LA

En una emergencia, hispanos proveen ayuda inmediata en LA

Yolanda Arroyo, representante del 911 en el centro de llamadas de Downtown.

Foto: Aurelia Ventura

@Yorshmore

Que el esposo la está golpeando, que se quiere suicidar, que escucharon disparos o que algo se está quemando son llamadas comunes que operadoras del servicio de emergencia 911 reciben todos los días.

Pero las más frecuentes son comunicaciones que requieren de una intervención inmediata de la policía, de los bomberos o de los paramédicos. También hay llamadas innecesarias que hace el ocioso que marca para preguntar la hora hasta el galán que hace proposiciones indecorosas a las operadoras o el insolente que le gusta maldecir a todo el mundo.

Los dos centros de operaciones del 911 que tiene la Policía de Los Ángeles (LAPD), uno en Downtown y otro en el Valle de San Fernando, reciben 2.2 millones de llamadas al año, es decir, alrededor de 6 mil diarias.

De esas comunicaciones sólo el 32% son de emergencia, el resto no requieren de atención inmediata de policías, bomberos o paramédicos, indicó Yolanda Arroyo, representante de relaciones comunitarias del 911.

Un problema frecuente que enfrentan quienes atienden las llamadas del 911 es que muchos usuarios de origen hispano no saben la dirección a donde se debe enviar la ambulancia o la patrulla. Debido a que en la actualidad la gran mayoría de las llamadas las hacen con teléfonos celulares, es difícil ubicarlos en el momento.

LEE TAMBIÉN:

Las dramáticas historias detrás del auricular

Operador de emergencias: un trabajo gratificante y exigente

<img src="/wp-content/uploads/2015/01/LOCALES_301049972_EP_-1_0.jpg" caption="

Al año alrededor de 2.2 millones de llamadas.

“/>