Mandarina: Dulce y colorida

Conoce los beneficios nutricionales de esta fruta, que tanto abunda en esta temporada
Mandarina: Dulce y colorida
Foto: Foto: Shutterstock

Por su fácil manera de pelar, la mandarina es de las frutas más deseadas de la temporada, además de que su jugo casi siempre es dulce y se siente fresco al paladar.

No hay duda de que en otoño e invierno es su mejor momento: se ofrece por todos lados; forma parte del relleno de golosinas en las piñatas de las posadas, y en el mercado luce radiante con su color naranja.

“Proviene de las zonas tropicales de Asia y se cree que su nombre se debe al color de los trajes que utilizaban los mandarines, gobernantes de la antigua China”, dice la nutrióloga clínica, Tania Cruz Rodríguez, con práctica en México.

Por su alto contenido de vitamina C, al igual que otros cítricos, ayuda a reforzar el sistema inmunológico.

Posee, además, una cantidad apreciable de fibra entre la pulpa y la corteza, por lo que consumirla favorece al tránsito intestinal.

“Como en las naranjas, sobresale su aporte de vitamina C, ácido fólico y provitamina A en mayores cantidades que en otros cítricos, y también es rica en potasio y magnesio”, comparte. “En menores cantidades aporta vitaminas del grupo B y calcio“.

La mandarina es una de las frutas que más carotenoides presenta en su composición, y esto la convierte en un antioxidante por excelencia debido a la presencia de betacaroteno y betacriptoxatina.

“Es excelente, sobre todo, en los primeros meses del embarazo por su gran abundancia de ácido fólico y folatos, y muy beneficiosa para combatir estados de hipertensión arterial, gracias a su alto contenido en potasio y bajo en sodio”, apunta la entrevistada

<img src="/wp-content/uploads/2015/01/IMPORT01_301129997_EP_-1_0.jpg" caption="

Ensalada de mandarina con lechuga mixta

“/>

<img src="/wp-content/uploads/2015/01/IMPORT01_301129997_EP_-1_1.jpg" caption="

Ensalada de mandarina con espinacas

“/>